| 6/1/2015 5:00:00 AM

Tasa de cambio no le hace ‘cosquillas’ a importaciones de bienes de consumo

Podría ser catalogado como un acertijo que desafía las explicaciones convencionales. Sin embargo, la explicación resulta más sencilla y tal vez resulte inquietante. ¿Qué es lo que pasa?

Desde la mitad del año pasado, el país ha sufrido un choque por la fuerte y rápida caída en los precios del petróleo y de las demás materias primas que el país exporta.

En ingreso, la pérdida acumulada hasta finales de 2015 podría rondar entre US$22.000 millones y US$26.000 millones frente al año 2013. La cifra revela la magnitud de lo que ha pasado pero no debe tomarse como una estimación exacta. El choque ha sido sustancial y la variable que mejor lo recoge es la tasa de cambio, la cual pasó de un promedio de  $2003,2 a uno $2468,5 entre el primer trimestre de 2014 y el de 2015.

Tanto analistas como autoridades económicas afirman que el aumento de la tasa de cambio es la forma automática en que la economía debe estabilizarse y ajustarse al choque externo.

Una mayor tasa de cambio debe servir para:

  • Encarecer las importaciones y desestimularlas. Lo cual debe reforzarse por la caída del ingreso del país.
  • Abaratar las exportaciones y estimularlas. Lo cual debe reforzarse por los menores precios de petróleo que mejoran la capacidad de consumo de los países importadores de crudo.
  • Compensar en parte el valor en pesos de los menores ingresos en dólares por exportaciones, por ejemplo de Ecopetrol y por esa vía del gobierno nacional.
  • Permitir a las empresas colombianas competir por mayores ventas en el mercado doméstico, en la medida que sólo una parte de la mayor tasa de cambio les aumenta los costos de producción y a los importadores les aumenta los costos de comercialización de sus productos.

Pero las importaciones de bienes de consumo siguen creciendo

Como reportó en detalle Dinero la semana pasada, una tasa de cambio promedio 23,2% mayor y una caída de las exportaciones de 30,2% no fueron suficientes para frenar las importaciones de bienes de consumo en el primer trimestre de 2015. ¿Cuál puede ser la explicación?

Aunque las importaciones de bienes de consumo se han frenado, crecen 2,3% frente a 6,7% un año atrás, su crecimiento puede resultar algo desconcertante por la magnitud del choque sobre la economía.

El comportamiento de las importaciones de bienes de consumo es dispar y no es claro qué lo explica, pero es posible que el aumente se deba a que los precios en dólares de los bienes han disminuido y eso ha compensado parcialmente el aumento de la tasa de cambio.

La tabla confirma que los precios internacionales de los bienes que compra Colombia han disminuido 11% entre los tres primeros meses de este año y el año pasado. Esto quiere decir, usando la tasa de cambio promedio de cada trimestre, que solo el 43% del aumento de la tasa de cambio se ha trasladado a mayores costos en pesos colombianos en el valor de las importaciones. Esto permite mayor flexibilidad a los importadores según el tipo de producto.

Tabla 1.  Crecimiento en monto y en precios de las importaciones de bienes de consumo

¿Por qué caen los precios internacionales de los bienes de consumo?

Posiblemente alguna de estas explicaciones o una combinación de todas ayuden a entender qué está pasando:

  • Los importadores cambian los tipos de bienes que importan, pasan de unos más caros por más baratos para mantener sus ventas.
  • La caída en los precios del petróleo generan una caída en los costos productivos de otras economías y muchos bienes se tienden a abaratar. Hay evidencia mundial que la fuerte caída en los precios del petróleo ha influido en una marcada senda de caída en la inflación de las economías importadoras del crudo. Pero los bajos precios del petróleo también permiten a los países que lo importan consumir más  bienes, lo que deja dudas de si en ese caso, con mejor demanda interna, caerían los precios de los bienes que exportan las economías avanzadas y que importa Colombia.
  • Hay muy débil crecimiento mundial por lo que se habla permanentemente de riesgos de deflación (inflación negativa). El primer trimestre mundial es uno de los más débiles en un periodo de no recesión global. Si bien los riesgos de deflación ayudan a mantener bajas tasas de interés internacionales, tiene tentáculos menos predecibles como caídas en los precios internacionales de los bienes que las economías avanzadas y China exportan al mundo, entre ellos Colombia.


¿Qué implicaciones tiene el crecimiento en las importaciones de consumo?

  • Al caer las exportaciones y sostenerse el crecimiento de las importaciones de consumo, el sector externo va a restar de manera significativa a la tasa de crecimiento del país en el primer trimestre.
  • Para compensar la caída en precios en dólares de los bienes de consumo que importa el país, es probable que se requiera una mayor tasa de cambio que obligue a empezar el ajuste en el consumo importado de los hogares.
  • Si se mantiene el desbalance del sector externo, el país estará dependiendo más de la financiación externa y ello implica una vulnerabilidad mayor ante los aumentos en las tasas de interés internacionales cuando estos se produzcan.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?