| 2/13/2017 8:33:00 AM

Supersociedades interviene otra filial de Elite Internacional

Dos meses después de ordenar la suspensión de actividades de Credicaribe cuando intervino a Elite Internacional, la Superintendencia de Sociedades ordenó la intervención de la comercializadora por realizar pagos sin explicación financiera.

La Superintendencia de Sociedades ordenó la intervención de la Comercializadora Credicaribe, una de las filiales de la firma de libranzas Elite Internacional, y cuyas actividades ya había ordenado suspender.

La intervención se da luego de que la Supersociedades comprobara que Credicaribe realizó pagos sin explicación financiera “razonable” y que correspondían a flujos con rentabilidad incorporada en las cuales los créditos se encontraban extinguidos”.

La entidad advirtió que la toma de posesión de bienes, negocios, haberes y patrimonio de Credicaribe cobija también a nueve personas entre los que se encuentran el contador, revisor fiscal, representantes legales, miembros de la junta directiva y accionistas de la firma.

Además, la Supersociedades ordenó a las comisionistas de bolsa, establecimientos de crédito, fiduciarias y administradoras de inversión que congelen los depósitos a nombre de Credicaribe, mientras que las pagadurías tendrán que negar las reclamaciones de los pagarés de libranzas de la firma.

Por último, la entidad de control le solicitó a las alcaldías de todo el país que pidan a sus comandantes de policía cerrar los establecimientos o lugares donde Credicaribe operaba y anunció que le remitirá un oficio del caso a la Fiscalía General de la Nación.

Puede interesarle: Supersociedades interviene a Elite por captación ilegal

Credicaribe recibió la orden de suspensión de sus actividades en diciembre del año anterior, junto con otras tres filiales de la firma de libranzas Elite Internacional, cuando esta última fue intervenida por captación ilegal de recursos.

Elite hace parte de las firmas de libranzas que la Supersociedades ordenó liquidar al comprobar que vendieron pagarés que estaban duplicados o sin respaldo, para obtener mayores recursos, y que luego fueron incapaces de pagar a sus acreedores.

En el caso de Elite, la Supersociedades ordenó en octubre del 2016 que las cooperativas, pagadurías y sociedades que registraran recursos provenientes de pagarés de Elite, los depositaran en una cuenta de Depósitos Judiciales del Banco Agrario.

Y con anterioridad, había advertido que ninguna entidad podía utilizar su nombre o marca para autorizar operaciones con los pagarés de la firma en reorganización Elite, así como tampoco ha autorizado acuerdos de transacción entre personas y empresas relacionadas con las libranzas.

Unos días después, la entidad de control ordenó la liquidación judicial de Elite, nombró a María Mercedes Perry como liquidadora y retiró de sus funciones a quienes administraban la firma de libranzas.

De acuerdo con la Supersociedades, Elite “compraba a ciegas, no tenía revisor de cada deudor y manejó dinero sin tener claridad sobre los flujos que generan los pagarés-libranzas de manera individual”.

Además, no tenía la capacidad para cumplir con sus obligaciones financieras y no entregó un plan de pagos a la Supersociedades cuando se ordenó su vigilancia, por lo que no se pudo establecer un plan para enfrentar los compromisos futuros ni la "contracción del negocio por pérdida de credibilidad".

Entre las pagadurías de Elite están la Gobernación del Magdalena, el Fopep, la Fiduprevisora, Colpensiones, la Alcaldía de Barranquilla y la Secretaría de Educación del Atlántico.

Recomendado: La Supersociedades decretó la liquidación de Elite

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.