| 2/2/2017 11:31:00 AM

Superfinanciera ordenó toma de posesión para liquidar Fidupaís

La Superintendencia Financiera también presentó pliego de cargos a los negocios fiduciarios contratados por el Grupo Estraval por el manejo que le dieron a Fidupaís.

La Superintendencia Financiera ordenó la toma de posesión y liquidación de la Fiduciaria del País S.A. (Fidupaís), relacionada en el caso de Estraval, pues no cumplió con los requisitos mínimos de capital.

De acuerdo con la Superfinanciera, Fidupaís registró un patrimonio neto inferior al 50% del capital suscrito y, pese a que se encontraba bajo vigilancia especial, tampoco cumplió con la orden de una capitalización para cumplir con el nivel mínimo de capital para su funcionamiento.

La Superfinanciera explicó que Fidupaís “venía adelantando un proceso de marchitamiento en el cual se cedieron y liquidaron algunos de los negocios fiduciarios y fondos de inversión colectiva que se encontraban bajo su administración”.

Además, durante el periodo de vigilancia especial la fiduciaria no vinculó nuevos clientes y sus actividades se dedicaron a ceder o liquidar negocios. Esto llevó a que su operación cayera en más del 50% de los negocios que tenía bajo su administración.

La entidad de control también le había ordenado a la fiduciaria que creara un patrimonio autónomo de $2.000 millones, con el cual se crearía una garantía para los inversionistas de los Fondos de Inversión Colectiva (FIC’s).

La Superfinanciera también advirtió que ya presentó el pliego de cargos a los negocios fiduciarios contratados por el Grupo Estraval por el manejo que le dieron a Fidupaís.

Recomendado: Estraval será liquidada como pirámide por la Supersociedades

Por su parte, el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafín) nombró como liquidadora de Fidupaís a Faride Alfaro Ibagón, mientras que la firma KPGM Ltda. se encargará del proceso de contraloría de la liquidación de los bienes, haberes y negocios de la fiduciaria.

El caso Estraval

El pasado 23 de enero la Fiscalía General capturó a siete de los implicados en el caso de Estraval, la firma de libranzas que vendía falsos pagarés y que, de acuerdo con la Superintendencia de Sociedades, suma $600.000 en reclamaciones de sus afectados.

Los capturados son los fundadores de la firma César Fernando Mondragón, Juan Carlos Bastidas Alemán y José Iván Castiblanco Fúquene, los gerentes Fernando Joya Rodríguez y Ángela Marina Daza Saavedra, además de la representante legal de Estraval, Rosalba Fonseca Melo y el gerente de la compañía filial Tecfinsa, Pedro Harold Carvajal.

Estraval entró en liquidación en septiembre del 2016 junto con otras seis firmas vinculadas, luego de comprobar que la firma ofrecía rendimientos sin sustento financiero, es decir, la rentabilidad ofrecida no correspondía a la realidad económica.

A mediados de junio del mismo año, Estraval había entrado en liquidación judicial pues la firma de libranzas era incapaz de satisfacer las obligaciones adquiridas con sus principales acreedores.

La firma se dedicaba a las libranzas desde hace 16 años, pero en el 2015 la Superintendencia de Sociedades detectó fallas contables en la firma y la sometió a vigilancia especial.

Pese a la vigilancia especial de la Supersociedades, la firma de libranzas llegó a la cesación de pagos en el segundo trimestre de 2016 lo que llevó a que la entidad de control decretara su reorganización.

Puede interesarle: Capturados siete implicados en el escándalo de Estraval

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.