| 8/11/2009 12:00:00 AM

Sube productividad en EE.UU. en segundo trimestre

La productividad aumentó en Estados Unidos en el segundo trimestre en la mayor proporción en casi seis años, mientras que los costos laborales cayeron al ritmo más acelerado en nueve años, se informó el martes.

El Departamento de Trabajo dijo que la productividad, la cantidad de bienes y servicios producidos por hora de trabajo, aumentó a un ritmo anual del 6,4% en el trimestre de abril-junio, mientras que la unidad de costo laboral bajó un 5,8%. Ambos resultados fueron mayores que los anticipados por los economistas.

La productividad es un ingrediente clave para mejorar el nivel de vida porque significa que las empresas pueden pagar más a sus trabajadores mediante aumentos salariales financiados con el aumento de los bienes y servicios producidos. 

En la recesión presente las empresas han utilizado los avances en la productividad para consolidar sus balances ante la merma de las ventas. Muchas empresas han anunciado resultados en el segundo trimestre superiores a los pronosticados por los analistas pese a la merma en las ventas, debido en su mayor parte a la generalizada reducción de costos.

El aumento del 6,4% en la productividad siguió a un avance del 0,3% en los primeros tres meses del año.

Los economistas habían pronosticado que la productividad aumentaría en el segundo trimestre a medida que las empresas siguen reduciendo sus plantillas y el número de horas trabajadas por el resto de sus trabajadores en la peor recesión desde fines de la Segunda Guerra Mundial.

La producción total del país de bienes y servicios como parte del Producto Interno Bruto cayó al ritmo anual del 1% en el segundo trimestre. Fue un ritmo de contracción mucho más lento que en los dos trimestres anteriores cuando la economía se contrajo a su mayor ritmo en más de medio siglo.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?