| 3/17/2014 10:00:00 AM

Bancos buscan solidez de capital

El cumplimiento de las normas de Basilea III podría generar reducción en el patrimonio técnico y de solvencia. Se buscan mecanismos para evitar este aspecto con solidez de capital.

La Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia, Asobancaria, hizo una evaluación de los estándares de capital y la competitividad de la banca.

Allí se hace un análisis de las normas internacionales que tienen que cumplir los bancos que podrían significar la reducción de varios indicadores mientras se da el proceso de transición.

De acuerdo con la agremiación en los últimos años, el acelerado proceso de expansión hacia nuevos mercados de la banca local ha permitido a las entidades convertirse en importantes jugadores en el sector financiero de los mercados destino, especialmente en la región de Centroamérica.

En parte, esta internacionalización deriva de las condiciones macroeconómicas del país que han permitido un mayor dinamismo en la colocación de cartera de crédito.

Este crecimiento del sector financiero se ha soportado de manera adecuada con nuevas inyecciones de capital para mantener la solidez de las entidades y cumplir los requerimientos regulatorios en materia de capital.

En este último punto, se debe tener en cuenta el efecto sobre el capital que generó la implementación del Decreto 1771 con la alineación de medición del capital a los estándares internacionales de Basilea III.

Según cálculos de Asobancaria, este proceso de implementación generaría para la banca una reducción del patrimonio técnico estimado en 4,7 billones, disminuyendo la relación de solvencia de 16,3% a 14,7%.

Si bien este nivel, estaría en exceso en 5,7% frente al capital regulatorio exigido del 9%, si las condiciones de crecimiento de las cartera y de expansión internacional continúan, es relevante abrir la posibilidad de que los bancos colombianos cuenten con nuevos instrumentos de capitalización como los que están vigentes en otras jurisdicciones, para cumplir no solo la normativa en materia de capital sino también soportar el crecimiento del sector.

En este contexto, la asociación busca presentar dos propuestas en materia de medición del capital regulatorio.

La primera enfocada en incluir los instrumentos híbridos y la segunda en incluir las participaciones minoritarias como parte del capital.

Es de resaltar que estas propuestas, que son consistentes con las recomendaciones de Basilea III, servirían para reducir los costos asociados al cumplimiento de la normativa de capital y permitirían mejorar la competitividad de las entidades al contar con una estructura de capital más eficiente, lo cual finalmente beneficiaría la disponibilidad del crédito.

Adicionalmente, estas propuestas permitirían hacer comparables las estructuras y los niveles de capital regulatorio de las entidades locales frente a sus pares a nivel mundial, teniendo en cuenta que otras jurisdicciones ya aplican las mediciones incluyendo los rubros mencionados.

Sin duda, en el largo plazo estas propuestas se traducirán en una mayor eficiencia en la labor de intermediación financiera y responderán a la estrategia de crecimiento de la banca local.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?