| 2/18/2010 10:00:00 AM

Sobredemanda de 400% de los bonos Codensa

En la colocación del miércoles, se demostró una vez más los excesos de liquidez del mercado y el interés sobre los bonos corporativos con calificaciones AAA. Se recibieron demandas por $902.360 millones, cuatro veces la oferta y el monto colocado.

El miércoles se llevó a cabo la colocación del Primer Lote del Primer Tramo del Programa de Emisión y Colocación de Bonos Ordinarios de la empresa de energía

 

La colocación fue realizada mediante subasta holandesa, los agentes colocadores a BBVA Valores S.A., Corredores Asociados S.A. y Correval S.A.


Del cupo global inicialmente aprobado es de $600.000 millones, por lo tanto a la empresa de enrgía le queda un cupo pendiente por colocar de $375.000 millones.


Los Bonos del Programa de Codensa se encuentran calificados “AAA” por Fitch Ratings Colombia S.A. Sociedad Calificadora de Valores, la más alta calificación crediticia, donde los factores de riesgo son prácticamente inexistentes.

Las tasas y la demanda de los bonos sigue siendo atractiva tanto para inversionistas como para los emisores. Muestra de ello fue que se recibieron demandas por $902.360 millones, cuatro veces el monto ofertado y adjudicado.

 

Se adjudicaron $225.000 millones, en dos series así:

 

• Subserie B3: $80.000 millones a 3 años, a una tasa de corte de IPC + 2.98%.

• Subserie B6: $145.000 millones a 6 años, a una tasa de corte de IPC + 3.92%.

 

La tasa de corte de los bonos atados al IPC a 6 años, disminuyó seís puntos básicos con respecto a la tasa de corte de los bonos davivienda, a 5 años indexados también a la inflación, colocados el viernes. Los excesos de liquidez hace que se formen tasas atractivas para los emisores.

 


 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?