| 9/14/2012 4:00:00 PM

Silencian de nuevo a la SIC

De nuevo las presiones y los intereses privados hicieron su trabajo y lograron que el Superintendente de Industria, José Miguel de la Calle, renunciara. Se dice que el funcionario se retira por “motivos personales”.

El funcionario dejaría el cargo por “motivos personales” y porque quiere regresar a la práctica privada, según dicen. Pero altas fuentes consultadas por Dinero.com, aseguran que al parecer las investigaciones contra Revertex y otras empresas, entre ellas los operadores celulares, causaron molestia para algunos sectores, lo que habría desencadenado su renuncia. Desde la mañana de este viernes algunos trabajadores de la entidad sostuvieron que ya empezó a despedirse.

Otras versiones indican que su retiro no tiene nada que ver con las investigaciones que adelanta contra el sector privado y que se va por puro y físico agotamiento. Sin embargo recientemente Dinero.com pudo establecer que su continuidad dependía de la decisión del Presidente de la República, pues el funcionario se sentía tranquilo en su cargo.

Igualmente se señala que se va para tomar las riendas del bufete de abogados que pertenece a su padre, Humberto De la Calle, quien fue nombrado como jefe negociador de paz.

El Superintendente ha sido implacable con las empresas de los llamados productos milagrosos, por publicidad engañosa. El primer producto en estar en ojo del huracán fue el famoso Revertex que promociona, Amparo Grisales, después siguió la andanada para las empresas de telefonía celular, obligándolas a cumplir con normas para favorecer a los clientes.

Desde hace varios días hay un fuerte rumor en la entidad sobre la salida de Superintendente, por las presiones y señalamientos directos contra las empresas de telefonía celular, pues hace unos meses la entidad abrió investigación a todos los operadores por la disparada de quejas por parte de los usuarios. Además lo obligó a mejorar sus procesos de atención al cliente.

Han sido varios los superintendentes que han salido por presiones de varios sectores. En 2007 Jairo Rubio esgrimió razones personales para dejar su cargo para muchos las decisiones valerosas que tomó contra poderosos sectores económicos, como la banca, tarde que temprano hicieron mella y precipitaron su salida.

Otro de los casos más sonados fue el del superintendente Emilio José Archila, quien se le metió en medio del camino a la fusión de Aces y Avianca, y puso a sudar al Grupo Santo Domingo y a los cafeteros. Finalmente esta actuación le costó su salida.

En el caso de Revertrex, la SIC determinó que no existía evidencia científica para confirmar que el producto detiene la juventud. La entidad encontró demostrada la violación de lo preceptuado en los artículos 14 y 31 del Decreto 3466 de 1982 y responsabilizó al fabricante, Sociedad Intermarketing Express Ltda, así como al expendedor, sociedad Intermarketing Direct S.A., por suministrar información no veraz respecto al producto “Revertrex”.

Esta semana se conoció que la Procuraduría abrió una investigación contra José Miguel de la Calle, por anunciar en los medios la sanción de Revertrex, sin haber notificado antes a la empresa. Jaime Lombana, abogado de la empresa, se encargó de este proceso en el que se acusa al Superintendente de extralimitarse en sus funciones.

Sea cual sea la verdad, sin duda los que más saldrán perjudicados con la salida del Superindustria serán los propios consumidores, pues además de que se quedan sin un gran ejecutivo, se comprueba una vez más que las presiones y "las pisadas de callos" son lo suficientemente fuertes para descabezar a funcionarios honestos.


                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?