| 10/31/2013 11:00:00 AM

Sigue bajando el desempleo

En el trimestre julio – septiembre de 2013, en el país, la tasa global de participación se ubicó en 64,1%, la de ocupación 58,1% y la de desempleo 9,4%.

El Dane informó que en septiembre de 2013, la tasa de desempleo reportó 9,0%, disminuyendo 0,9 puntos porcentuales frente a la registrada en el mismo mes de 2012 (9,9%), informó el director del DANE, Mauricio Perfetti del Corral, al señalar que en este mismo periodo, la tasa global de participación (TGP) se ubicó en 63,7%, frente a 63,6% del mismo mes del año anterior.

La tasa de ocupación se ubicó en 58,0% frente a 57,3% de septiembre de 2012. “Es la tasa de desempleo más baja y la tasa de ocupación más alta en Colombia en los últimos doce años (septiembre)”, añadió Perfetti del Corral.

En septiembre de 2013, la población ocupada en el total nacional fue 21.123 miles de personas; la población desocupada 2.084 miles de personas y la población inactiva 13.209 miles de personas.

Trimestre julio – septiembre de 2013

Para este periodo, el desempleo llegó a 9,4% dijo Perfetti, al afirmar que la rama de actividad que concentró el mayor número de ocupados fue comercio, restaurantes y hoteles (27,3%) y por “posición ocupacional los trabajadores por cuenta propia registraron la mayor participación (42,4%), en el caso de los jefes de hogar la tasa de desempleo registró 5,0%”, señaló.

Para el total de las 13 áreas el desempleo fue 9,9%, durante el mes de septiembre. Por otro lado, en el trimestre móvil julio –septiembre, la tasa global de participación fue 67,8%, la de ocupación 61,0% y la de desempleo 10,0%.

Entre julio y septiembre de este año, la ciudad con la mayor tasa de desempleo fue Quibdó (18,3%), después Armenia (14,6%) y Cúcuta (14,3%). Las que tuvieron menor índice fueron Barranquilla (7,3%), Riohacha (8,7%) y Bogotá (8,8%).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?