| 11/30/2011 9:00:00 AM

Sellan un surtidor de gasolina de Texaco en Bogotá

En cumplimiento de las funciones otorgadas a la Superintendencia de Industria y Comercio, la entidad realizó una visita de inspección de control metrológico a los surtidores de combustible “gasolina corriente” de la estación av. primero de y detectó que los consumidores no están recibiendo la cantidad de gasolina por la cual están pagando.


De acuerdo con el Decreto 1521 de 1998, el margen de calibración establecido por la norma API, American Petroleum Institute, es de más o menos siete (+ ó - 7) pulgadas cúbicas (líneas) en relación con la línea cero (0) del calibrador de cinco (5) galones de capacidad. En el caso de la estación referida, los resultados son concluyentes, el nivel de combustible supera el error máximo permisible (+ ó - 7 pulgadas cúbicas), además de superar el límite inferior de la reglilla del recipiente volumétrico de 5 galones que se encuentra en menos veinticinco (– 25) pulgadas cúbicas (ver fotografías anexas), lo que significa que la EDS estaba dejando de entregar combustible muy por debajo de lo anunciado.

Esta es una práctica que reprocha y castiga esta Superintendencia, la cual ha iniciado campañas simultáneas de visitas controladas a las estaciones de servicio del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?