| 1/20/2012 9:00:00 AM

Se requieren ajustes en educación económica y financiera en jóvenes

Así lo muestra un estudio que concluye que el programa de educación económica y financiera (EEF) incrementa el nivel de conocimientos económicos y financieros de los estudiantes, pero no sus habilidades para poner en práctica lo aprendido.

De acuerdo con el estudio “El impacto de la educación económica y financiera en los jóvenes: el caso de Finanzas para el Cambio”, elaborado por Nidia García Bohórquez del Banco de la República, las actitudes y capacidades de los estudiantes frente a la EEF son favorables aunque independientes de la participación en el programa.

Así mismo, el documento señala que no se encuentra ningún impacto sobre los comportamientos a corto plazo, “pero es probable que esto obedezca a que el cambio en la conducta sólo se puede observar una vez estos jóvenes ingresen al mercado laboral”.

De esta manera, el análisis concluye que “es necesario hacer ajustes al programa para potenciar su impacto en habilidades, actitudes y capacidades, que de acuerdo con la teoría, sí deberían cambiar en el corto plazo”.

En la investigación se empleó la metodología del propensity score matching para estimar el impacto a corto plazo de un programa de educación económica y financiera (EEF) sobre los conocimientos, habilidades, actitudes, capacidades y comportamientos económicos de 1.518 estudiantes de secundaria
.

Toma de Decisiones

Según el documento, el interés en educar en economía y finanzas parte de la idea de que promueven en la población las competencias necesarias para la toma de decisiones informadas.

“El desconocimiento e inexperiencia financiera de los ciudadanos conlleva a la toma de decisiones inapropiadas, al uso de prácticas financieras inadecuadas y a su incapacidad para defender sus derechos como consumidores financieros, lo que en últimas genera costos elevados y pérdida de bienestar para la población”, indica el informe.

Agrega que estos problemas se profundizan aún más en el contexto actual donde los servicios financieros crecen en número y complejidad, existe poca información y hay restricciones al acceso.

En Colombia sólo desde finales de la década de los noventa se empezaron a realizar los
primeros avances sobre EEF dirigidos a un público no especializado.


Sin embargo, el tema ha cobrado mayor relevancia en el país a partir de la Reforma Financiera de 2009 (Ley 1328) que establece en varios de sus artículos que las instituciones vigiladas del sector financiero deben promover una adecuada educación e información financiera de los consumidores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?