| 7/18/2012 1:00:00 PM

Se desinfló la industria en mayo

El presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, aceptó que en este mes se presentó un crecimiento agridulce en la producción industrial, la cual solo creció 2,2%. Hace un año avanzaba a un ritmo del 6,3%. Se confirma la desaceleración.

Los datos de la encuesta industrial de la Andi empiezan a reflejar los problemas en la economía nacional. Las ventas en mayo solo crecieron 3,8%, y la producción apenas un 2,2%. Uno de los aspectos que más le preocupan a la Andi es la baja inversión en infraestructura.

A pesar de la difícil situación económica en el mundo la Andi está confiada en que el segundo semestre presente mejores resultados para la economía nacional. “Tenemos una desaceleración que es mayor a la que habíamos pensado. Pero todavía hay fundamentales positivos, y con una s pocas medidas de políticas macroeconómicas podemos corregirlo en el segundo semestre”, precisó.

Vehículos, refinación de petróleo, hilatura y tejidos siguen con caídas pronunciadas. Los únicos que reportaron cifras positivas importantes fueron aparatos de uso doméstico y producción de hierro, metales, fundiciones.

"Estamos confiados en poder salir de esta desaceleración, porque hay herramientas para hacerlo. En el segundo semestre de este año y en 2013 se empezará a ver reflejado con buenas noticias", dijo.

Destacó que el 63% de los empresarios considera la situación de su empresa como buena.

Los principales problemas de la industria siguen siendo el tipo de cambio, la demanda y materias primas.

Según los datos analizados por la Andi, la industria colombiana es la segunda de la región que reporta mayores crecimientos, después de Chile, cuya industria crece 3,4%.

      
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 517

PORTADA

Los cuatro desafíos más grandes para las 4G (además de Odebrecht)

El escándalo de Odebrecht es apenas uno de los problemas que enfrenta el ambicioso programa de infraestructura. Otros cuatro desafíos están en el camino. El futuro de las 4G.