| 8/9/2012 10:28:00 AM

Se complican las metas de producción de carbón

Mucho se ha hablado de que cumplir la meta del millón de barriles de petróleo tardará más de lo previsto, pero eso es poco si se compara con los graves problemas que enfrenta el sector carbonífero.

Colombia es el cuarto exportador mundial de carbón, con reservas estimadas para un siglo y generosas proyecciones de producción para los próximos años.

Sin embargo, el sector productor se está viendo seriamente amenazado por las huelgas de los trabajadores y los ataques guerrilleros, que dejan millonarias pérdidas y ponen en riesgo la meta para este año, de 97 millones de toneladas.

Por un lado, el principal tren que carga carbón hasta los puertos suma más de dos semanas paralizado debido a una huelga, y las negociaciones entre el sindicato y Fenoco parecen estar congeladas.

El cese de operaciones del tren comenzó a las seis de la mañana del pasado 23 de julio en la zona del Caribe colombiano por donde sale el carbón para exportación.

"Tengo 1.680 kilómetros parados, no se puede mover un lápiz, no se puede mover nada ahí", dijo al inicio de la huelga Peter Burrowes, presidente de Ferrocarriles del Norte de Colombia (Fenoco), la empresa concesionaria de la vía férrea.

El tren, que se extiende desde zonas de Bogotá por ramales y hasta el puerto de Santa Marta, a unos 750 kilómetros al norte de Bogotá, fue detenido porque se agotaron las negociaciones con el sindicato y no hubo arreglo en el pliego de demandas de los trabajadores.

Los dos sindicatos de trabajadores de Fenoco reclaman el reintegro de al menos 30 obreros despedidos en una huelga en el 2009, así como ajustes salariales de al menos 15%. Son unos 300 trabajadores en paro.

El tren carga desde minas en el departamento de Cesar, vecino a Magdalena, hasta el puerto de Santa Marta, unas 160.000 toneladas diarias de carbón por la vía férrea de Fenoco, cuyos accionistas son Prodeco (filial de la suiza Glencore); la estadounidense Drummond, y Colombian National Resources (CNR), una filial de la también norteamericana Goldman Sachs Group Inc.

El tren de Fenoco carga al menos 60% de la exportación de carbón del país.

Ataques guerrilleros

Por si fuera poco, este miércoles, al menos diez metros de la vía férrea de El Cerrejón quedaron destruidos en un atentado con explosivos presuntamente cometido por guerrilleros.

Se trata del tercer atentado perpetrado en el último mes contra infraestructuras de las tres compañías operadoras del Cerrejón, considerada la mina a cielo abierto más grande del mundo.

Una fuente de la empresa en la capital colombiana dijo a Efe que el sabotaje "no tuvo mayores efectos" en la línea férrea, de 150 kilómetros, por la que se transporta el mineral entre la mina y Puerto Bolívar, la terminal de exportación en el Caribe.

Hace una semana, presuntos guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) destruyeron con explosivos dos máquinas pesadas en una incursión en la mina y la línea férrea del Cerrejón fue también saboteada a mediados de julio pasado.

El Cerrejón produce unos 32 millones de toneladas de carbón al año, lo que la hace la primera empresa del sector en Colombia.

Dinero.com / agencias



                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?