| 9/20/2012 12:00:00 PM

Santos ya quiere desechar las nuevas monedas

Entre los proyectos de ley que el Gobierno quiere impulsar este semestre está la eliminación de los tres ceros, un proyecto que nunca ha progresado en el Congreso. Santos defiende su propuesta.

Hace apenas tres meses el Banco de la República anunció el cambio de las nuevas monedas, las cuales son más pequeñas y más baratas de hacer, pero ahora el Jefe de Estado hizo un anunció que dejó atónito a más de uno.

“Está el proyecto de eliminar los tres ceros de nuestro peso, de nuestra moneda. Es un proyecto que no tuvo suerte en la presentación pasada, pienso yo que por falta de pedagogía, por falta de explicarlo bien, porque realmente es un proyecto que solamente trae beneficios y beneficios importantes a un costo mínimo. Un proyecto que además habíamos discutido en profundidad con el Banco de la República”, dijo Santos, una vez culminada la reunión con la bancada de la Unidad Nacional.

Sorprende que el Gobierno quiera impulsar este proyecto cuando en las tres ocasiones que se ha presentado no ha prosperado.

Según los cálculos que conoció Dinero.com, el cambio de billetes y la campaña educativa valdrían cerca de $150.000 millones.

En las discusiones pasadas se consideraba una de ventajas combatir las caletas del narcotráfico y hacer más simple la contabilidad de las empresas.

Al final de los noventa se había considerado el cambio y se había desechado por consideraciones prácticas. Una de ellas es el costo de reemplazar todos los billetes actuales.

Hoy hay 1.485,9 millones de billetes en circulación que tienen un valor facial de $29,2 billones. El costo de fabricación de un billete está entre $52 por las notas de baja denominación hasta $103 por los de mayor denominación.

Con estos datos, la reimpresión de todos los billetes que circulan en Colombia, a un costo promedio de $70 por unidad, valdría $105.000 millones.

El billete de mil pesos saldrá de circulación en 2013. Según el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, la desaparición del billete de $1.000 no tendrá ningún efecto en la economía. Este año saldrán 300 millones de monedas nuevas, lo que equivale a $97.000 millones.


Es claro que hay otros costos de transformación difíciles de determinar, en especial en sistemas, contabilidades y documentos legales. Adicionalmente el riesgo de que al menos al inicio, aumente la falsificación de billetes.

En el país la tasa de falsificación es de 45 billetes por cada millón de piezas y ha permanecido sin modificación por años.

Para Santos "reducir el número de ceros de nuestra moneda tiene toda la lógica del mundo y tiene muchísimas conveniencias, muchos beneficios. Ese es un paso adicional en mantener la política de la moneda sana. Es un paso que va a significar beneficios para el poder adquisitivo de los colombianos y por eso hicimos esa propuesta al Congreso el día de ayer”.

Durante la inauguración este jueves del Viaducto del Muña, que hace parte de la concesión Bogotá–Girardot, el Mandatario explicó que con la propuesta de eliminarle tres ceros al peso, por ejemplo, “esta obra en lugar de costar $1,2 billones, tendría una cifra un poco más razonable: $1.200 millones”.

“Tenemos que dar ese paso para poder ponernos a tono con la realidad internacional hoy en día”, señaló el Presidente Santos, quien sostuvo que la propuesta también trae beneficios en materia de costos de transacción.

Consideró además que la iniciativa ayuda en la lucha contra la inflación. “La inflación lo que hace es robarle poder adquisitivo a la moneda. La moneda sana ha sido un principio fundamental de cualquier buena economía”, puntualizó el Mandatario.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?