| 12/23/2014 10:30:00 AM

Presidente Santos sancionó la Reforma Tributaria

El Jefe de Estado recordó que cerca de 32.000 empresas en Colombia con millonarios patrimonios serán los grandes contribuyentes tributarios del país.

El presidente de la república Juan Manuel Santos sancionó el documento de la Reforma Tributaria recientemente aprobado en el Congreso de la República que empezará a regir a partir del primero de enero de 2015.

El Jefe de Estado agradeció a los empresarios que conjuntamente con el Gobierno acordaron la distribución de las cargas impositivas como el impuesto a la riqueza, el CREE y otras obligaciones que deberán asumir los grandes patrimonios a partir del primero de enero de 2015.

De acuerdo con el presidente Santos, la Reforma, contrario a lo que dicen algunos analistas, no afectará a la clase media y recordó que dentro de los articulados del estatuto tributario, se contempla la extensión de los subsidios para el gas y energía de los estratos 1 y 2 en todo Colombia, medida que alivia los costos de los consumidores que sin ella, habrían tenido que asumir unas tarifas más altas.

Vale la pena recordar los aspectos fundamentales del texto recién sancionado por el presidente Santos.

La reforma mantiene el Gravamen a los Movimientos Financieros (GMF) en cuatro por mil hasta el 2018, crea el Impuesto a la Riqueza y establece una sobretasa de 3% al CREE. De esta forma, busca un equilibrio entre los gravámenes a la riqueza y a las utilidades, sin afectar a la clase media ni a las Pyme.

El impuesto a la riqueza deberá ser pagado por personas y empresas que tengan patrimonios líquidos superiores a $1.000 millones. Es decir, que este esfuerzo recae en 52 mil personas naturales (1% de la población) y 32 mil empresas (9.0%). La sobretasa al CREE gravaría tan sólo a 6 mil empresas (2.5%).

Así mismo, se establece la creación de una comisión para analizar el régimen tributario de las entidades sin ánimo de lucro y proponer reformas al mismo para combatir la evasión. También se establece un impuesto complementario a la riqueza para los contribuyentes que declaren sus activos omitidos tanto en Colombia como en el exterior, pagando una tarifa del 10%, 15%, y20% de dichos activos, entre 2015 y 2017, respectivamente. Se propone penalización en el evento de no declararlos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?