| 12/13/2013 5:00:00 AM

Salario mínimo, ¿cerca de la concertación?

Este viernes se realiza la quinta reunión de concertación entre centrales obreras y empresarios para aumentar el salario mínimo para 2014. Contrario a lo que se pensaba habría acuerdo.

Las centrales obreras están pidiendo un incremento del salario mínimo, que actualmente está en $589.500, de 8% para 2014, unos $47.160, y los empresarios ofrecían 3,3% que luego subieron a 3,51%, lo que equivale a $20.691.

Aunque distantes las propuestas, el presidente de la Central General de Trabajadores, CGT, Julio Roberto Gómez, indicó que fuera de la reunión, los empresarios del país ya empezaron a hablar de un incremento de 4%, es decir, $23.580.

Al ceder el sector empresarial, las centrales obreras indican que también pueden estar bajando su petición a, entre un 6% y 7%, $35.370 y $41.265. Es decir, que las partes podrían estar buscando un punto medio que permita después de dos años lograr un acuerdo para el aumento del salario mínimo.

El más reciente acuerdo se dio el 15 de diciembre de 2011, cuando la mesa de concertación acordó aumentar en 5,8% el salario mínimo para 2012.

Lo cierto es que hay buen ambiente para la concertación y aunque la inflación permanece en mínimos, en los últimos dos años, el Gobierno ha aumentado por encima del IPC. Para 2012 se acordó en 5,8% quedando en $566.700 y para 2013 el incremento fue de 4,02% pasando a $589.500.

Datos


*En Colombia, el 6,15% del total de trabajadores devenga el salario mínimo representado en 1.272.715 personas. Si se tiene en cuenta sólo a los trabajadores dependientes o asalariados esta proporción se incrementa al 12%.

*El aumento del salario mínimo de 2013 fue de 4,02% para una cifra definitiva de $589.500. Eel subsidio de transporte se estableció en $70.500. En total el salario mínimo mensual legal vigente para 2013 es de $660.000.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?