| 1/27/2015 6:00:00 AM

Riesgos financieros serán bajos pese a desaceleración

Según el Indicador de Alerta Bancaria, de Asobancaria, a pesar de los riesgos que enfrenta la economía colombiana en 2015, la solidez de la banca le permitirá afrontar los choques sin perjudicar la estabilidad del sistema.

Colombia se enfrentará en 2015 a un escenario complejo en medio de riesgos externos y locales que podrían terminar exacerbando la incertidumbre. A nivel externo, la nueva realidad de los precios del petróleo, de la mano con la mayor devaluación del tipo de cambio y la normalización del ciclo monetario en EE.UU. implicará no solo una menor tracción de la actividad productiva sino un mayor nivel de riesgos en las finanzas públicas y una mayor volatilidad en los mercados financieros.

Las perspectivas del comportamiento del precio del petról|eo son inciertas y dependerán en gran medida no sólo de la normalización de la oferta, sino del crecimiento de las principales economías y de la demanda de crudo mundial. Sin embargo, es posible que el precio no recupere un valor superior a los US$90 en el corto plazo.

Como consecuencia de esto, la tasa de cambio también enfrenta un panorama incierto en 2015. La devaluación en 2014, que alcanzó cerca de un 25% en respuesta a la caída del precio del petróleo en el último trimestre del año, le ha permitido al mercado incorporar este factor en el panel de riesgos de corto plazo.

Y es que una mayor inestabilidad de los precios internacionales del petróleo y una posible disminución de la Inversión Extranjera Directa (IED) terminará derivando en presiones de depreciación persistentes a lo largo del 2015.

A este panorama internacional se suma el efecto que tendrá el incremento de las tasas de interés de Estados Unidos a partir del segundo semestre del año. La reducción del spread de tasas de interés generará una salida de flujos de inversión de portafolio, afectando la valoración de los activos locales, especialmente los títulos de deuda pública.

Pero los riesgos no provienen únicamente del entorno internacional. A nivel local existen otras preocupaciones que pueden afectar el comportamiento de la economía y la dinámica del sistema financiero en particular.

Más allá de los efectos colaterales de la descolgada de los precios del crudo que hicieron a Asobancaria, Gobierno y demás analistas revisar a la baja la perspectiva de crecimiento en 2015 a niveles más cercanos a 3.8% (con rango 3.5%-4.1%) la incertidumbre en materia tributaria podría minar aún más la confianza local.

En efecto, para Asobancaria la Reforma Tributaria aprobada en diciembre, sumada a la que ha entrado ahora en discusión, podría terminar afectando de forma significativa las decisiones de inversión extranjera aumentando la primas de riesgo país dada la inestabilidad tributaria (dos reformas en menos de dos años y una reforma estructural que se discutirá en el 2015). Esto le daría un impulso indeseable a la ya de por si preocupante materialización de los riesgos externos.

En segundo lugar, en caso de que el proceso de negociación con las Farc se concrete en la anhelada firma de la Paz, existe total incertidumbre sobre la consecución de los recursos para financiar el post-conflicto.

Estos factores afectarían directamente la percepción de estabilidad fiscal y podría generar un deterioro importante en el valor de los títulos de deuda pública, cuyos tenedores, en una proporción importante (22%), continúan siendo las entidades financieras.

Finalmente para Asobancaria a pesar de que el 2015 enfrenta un panorama de riesgos externos y locales que mantendrá la volatilidad y la incertidumbre en los mercados financieros, las perspectivas para la Banca en Colombia lucen positivas y de allí que el país pueda continuar esperando, de la mano de una adecuada gestión de riesgos, una saludable irrigación de crédito hacia la economía.

La senda actual de los ritmos de expansión de la cartera no sólo se muestra saludable sino que está lejos de los niveles registrados en los períodos previos a las crisis financieras (1998-1999 y 2009), señal de que la banca se muestra resistente a los coletazos del panorama externo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?