| 3/3/2011 5:15:00 PM

Revocaron contrato de aeropuertos con participación de la familia Nule

Después de que la Contraloría emitiera un control de advertencia a la Aerocivil por las presuntas irregularidades en los documentos de experiencia de la concesión Centro Norte, se canceló la adjudicación.

El director de la Aeronáutica Civil de Colombia, Santiago Castro Gómez, informó que mediante resolución motivada, decidió revocar el acto de adjudicación del contrato de interventoría que corresponde a la concesión de los aeropuertos de Centro Norte.

Lo anterior de acuerdo con una solicitud presentada por el consorcio Operador de Aeropuertos, uno de los proponentes en el concurso de méritos cuyo propósito era revisar la legalidad del procedimiento de selección; la Aerocivil pudo determinar el pasado 24 de febrero de 2011, algunas inconsistencias en los documentos aportados por el proponente Consorcio Interventoría Central de Aeropuertos. Dicha información fue corroborada por el Director del Departamento de Aeropuertos del Condado de Palm Beach, Jerry Allen, en la que informa la inconsistencia de la documentación suministrada por el proponente adjudicatario en relación con los contratos que reposan en sus archivos, y con los cuales se pretendía acreditar la experiencia específica requerida para participar en dicha convocatoria.

La Aerocivil solicitó a la Embajada de los Estados Unidos de América en Bogotá su colaboración para confirmar todo lo relacionado con la celebración de un contrato entre el Condado de Palm Beach, del Estado de La Florida y la firma LPA Group. De esta manera se constataron las irregularidades e inconsistencias de dicha documentación, por lo que se incurre en las causales de revocatoria directa establecidas en la Ley 1150 de 2007.

Como consecuencia de lo anterior, el Director General ha oficiado a los organismos de control: Fiscalía General de la Nación, Procuraduría General de la Nación y Contraloría General de la República, para que inicien las investigaciones formales y determinen la responsabilidad frente a los hechos que aquí se denuncian. A su vez y en atención a un control de advertencia formulado por la Contraloría, se dará traslado a la compañía aseguradora para lo de su cargo.

La Aeronáutica Civil reitera que los procesos de concesión o de interventoría a las mismas cuentan con la permanente vigilancia y acompañamiento de los entes de control y para el caso en particular, no se observó ninguna irregularidad sino hasta cuando la Aerocivil solicitó la ratificación a un contrato debidamente autenticado ante notario público y a una certificación apostillada.

Los aeropuertos objeto de la interventoría hacen parte de la Concesión Centro Norte son el Jose María Córdova de Rionegro, el Olaya Herrera de Medellín, Los Garzones de Montería, El Caraño de Quibdó, Antonio Roldán Betancourt de Carepa y Las Brujas en Corozal.

 

Control de advertencia para la Aerocivil

La Contraloría General emitió un control advertencia por la presunta irregularidad y falsedad de documentos en un contrato de adjudicación, de seis contratos en aeropuertos en los que participaron familiares del grupo Nule.

 

El contralor delegado para la Infraestructura y Comunicaciones, Nelson Izaciga dijo que la investigación preliminar por el incumplimiento en el concurso de méritos que fue adjudicado en diciembre del 2010 bajo la actual administración.


Los contratos que son objeto de investigación son la interventoría técnica, jurídica, administrativa, financiera, tributaria y de mantenimiento ambiental de las concesiones de los aeropuertos José María Córdoba, de Rionegro, Olaya Herrera de Medellín, el de Montería, Quibdó, Carepa y Corozal.

Se trata de un contrato con una duración de más de 12 años, por una cuantía de $6.959 millones anuales en la etapa de modernización y adecuación. En la etapa de mantenimiento la cifra es de $2.073 millones al año.

El contrato fue adjudicado a la empresa Consorcio Interventoría central de aeropuertos. El año pasado la Contraloría había recibido una serie de quejas y denuncias que fueron recibidas oportunamente y puestas en conocimiento de la aeronáutica civil donde decía que supuestamente había una participación del Grupo Nule. Se determinó que en esas firmas había participado Magnolia Mendoza que es la esposa de Miguel Nule.

Al revisar los documentos que presentó la firma para hacer efectiva la propuesta, el equipo auditor encontró irregularidades como falsificación y adulteración de documentos en lo que se refiere al soporte de la experiencia.

“Adicionalmente cuando se constató con el aeropuerto de Palm Beach (en que supuestamente había hecho trabajos la firma) se conoció que ellos no hacían contratos por un término superior a tres años y ellos lo certificaron por ocho años y adicionalmente hablan de un sistema de chequeo que no existe", explicó Izaciga.

Hasta la fecha se sabe que no se ha hecho ninguna derogación del contrato. El objetivo del control de advertencia es salvaguardar los recursos de la Nación.

El contrato fue adjudicado bajo la administración del actual director, Santiago Castro. El caso será trasladado para que la investigación también proceda en la Fiscalía General.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?