| 5/12/2014 7:00:00 AM

El reto está en mejorar la calidad de vida en Colombia

Para el Gerente del Emisor el principal reto consiste en mantener niveles de crecimiento que permitan continuar elevando el nivel de vida de los habitantes de forma sostenida.

El Gerente General del Banco de la República, José Darío Uribe, elaboró un documento en el que da sus apreciaciones de cuáles son los retos que tiene la economía colombiana de cara al futuro.

Según el Gerente el principal reto al que se enfrenta el país en materia económica es el de “mantener niveles de crecimiento que permitan continuar elevando el nivel de vida de sus habitantes de forma sostenida”.

Esto dado que los factores externos que han impulsado el crecimiento en la última década lo harán probablemente en menor medida en el futuro, por lo cual el reto consiste entonces en evitar debilitar el marco de política con el fin de mantener tasas de crecimiento altas en el corto plazo, y concentrar los esfuerzos en políticas que remuevan obstáculos al crecimiento duradero de la productividad y permitan una distribución más equitativa de los beneficios del progreso.

Uribe habla de la necesidad de preservar la solidez de las finanzas públicas. “Los retiros oportunos de los estímulos fiscales contracíclicos y una expansión sostenible y sanamente financiada de los subsidios y de los bienes públicos deben ser prioridades en esta agenda”.

Del mismo modo el Gerente asegura que es necesario que la profundización del acceso al crédito y los servicios financieros se mantengan a un ritmo compatible con la salud del activo y la capitalización de los intermediarios financieros.

Jota Uribe manifiesta también que a mediano plazo, una verdadera apertura comercial sería determinante para aumentar el grado de competencia al que está expuesto el aparato productivo nacional.

“A mediano plazo también, la corrección del rezago de la infraestructura física del país es importante para elevar la productividad y el bienestar. Los proyectos de 4G son indudablemente elementos de este proceso cuya ejecución es indispensable. Dado el tamaño de las inversiones planeadas, sin embargo, el estudio de su impacto macroeconómico, financiero y fiscal emprendido por el Gobierno y el sector financiero es bienvenido” puntualiza Uribe.

A largo plazo, plantea Uribe que el país debe progresar en la acumulación de capital humano (ej. En la calidad de la educación y la nutrición infantil) y avanzar en la consolidación de un marco institucional claro y eficiente en varios sectores, que facilite el desarrollo de los mercados de factores productivos, a saber, tierra, trabajo y capital.

“Esto es fundamental para alcanzar una distribución más equitativa de los beneficios del progreso. También es importante la preservación de incentivos adecuados al trabajo, el ahorro, la producción y la provisión de crédito en el diseño de los sistemas de seguridad social y de los subsidios del Estado”.

Finaliza diciendo que “el propósito común de las autoridades financieras colombianas y de los intermediarios involucrados debe ser alcanzar estándares de calidad de la información, gobierno, supervisión, regulación y cobertura de riesgos en sus sucursales externas y entes consolidados que sean al menos tan buenos como los de una entidad financiera que opere en Colombia”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?