| 10/2/2010 8:30:00 AM

Remesas cayeron 10,5%

Los giros desde el exterior pasaron de US$2.041 millones a US$1.833 millones durante el primer semestre del año. De acuerdo con un análisis hecho por Correval la tendencia seguirá en lo que resta del año.

En los datos disponibles se observa que a pesar de la reducción, hay casos como el de Venezuela desde donde los recursos que llegan al país crecieron significativamente. Se pasó de US$267 millones en diciembre de 2009, a US$284.000 millones, lo que convierte a este país en el tercer generador de remesas hacia Colombia.
 
España sigue siendo la principal fuente de envíos de remesas. Sin embargo el monto enviado por colombianos en ese país se redujo un 13% por los problemas económicos y la elevada tasa de desempleo.

Mientras que en el primer trimestre del 2008 llegaron US$1.793 millones, en 2009 esta cifra fue de US$1.661 millones. Usualmente, los giros que se envían en el segundo semestre desde este país son mayores a los que se remiten en el primero.

Los giros provenientes de los Estados Unidos cayeron un 10% en el primer semestre de este año, al pasar de US$693 millones a recibir US$623 millones.

“El sector de la construcción en Estados Unidos, principal receptor de inmigrantes, es el que evidentemente más ha sufrido por cuenta de la crisis financiera provocada por los créditos subprime”, reporta el informe de la firma comisionista.

Los datos sugieren que la mayor parte de colombianos que residen en el exterior y realizan transferencias a sus familiares provienen de 4 departamentos: Valle del Cauca, Antioquia, Cundinamarca y Risaralda, abarcando cerca del 70% de las remesas que entran en Colombia, lo cual implica que estos son los departamentos con mayor migración.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?