| 10/10/2015 5:00:00 AM

La impactante relación entre la pobreza y la calidad del sueño

Es conocido y aceptado que la falta de sueño puede afectar negativamente las funciones cognitivas del cerebro y la salud en general, pero ¿también aumenta el riesgo de incidir en la pobreza?

Lastimosamente los seres humanos no podemos hacerlo todo. Siempre hay elecciones y generalmente se encuentran al momento de organizar el tiempo. De las tres actividades diarias más comunes, trabajar, divertirse y descansar, casi siempre solo se pueden hacer dos.

Y contrario a lo que sería naturalmente aceptable, cada vez más personas sacrifican las horas de sueño por un poco más de las otras dos actividades.

El investigador del Departamento de Medicina de la Universidad de Chicago, Knuston K ha demostrado que para la mayoría de la gente dormir menos de seis horas en la noche asegura un deterioro cognitivo y una serie de otros problemas de salud como elevar el riesgo de padecer diabetes tipo II y enfermedades cardiovasculares.

Calidad de sueño vs pobreza

Como primer indicio de la relación entre la pobreza y la falta de sueño están este tipo de enfermedades, ya que las personas de bajos ingresos son las más propensas a sufrirlas. Sin embargo, no es un resultado concluyente y se llega a una incógnita: ¿causa la pobreza la falta de sueño o viceversa?

Hay diversos estudios para definir una respuesta. Por un lado, los defensores de la pobreza como causante de la baja calidad en el sueño argumentan que las personas de bajos recursos deben trabajar en más de un empleo a la vez o varias horas en un empleo desgastante y de baja remuneración.

Aspectos ambientales propios de las zonas con mayores porcentajes de pobreza y el simple estrés causado por las condiciones económicas ayudan a disminuir la calidad del descanso.

Por otra parte, quienes apoyan el sentido inverso, afirman que los problemas en la salud (especialmente los cognitivos) reducen ampliamente la productividad y la capacidad de aprendizaje en el largo plazo condicionando la estabilidad o ascenso laboral.

El impacto familiar y del Ipad

La falta de sueño conduce al aumento de peso. Pero además, proyectos como “Fragile Families and Child Wellbeing” demostraron que aquellos niños de 5 años que tenían una rutina de sueño más saludable (sus hogares no sufrían de disputas o falta de alimentos recurrentemente) superaban ampliamente a los que sí tenían dificultades al dormir en las pruebas cognitivas.

También, investigadores de la Universidad de Harvard llevaron a cabo estudios en los cuales concluyeron que las personas que leían el mismo texto antes de dormir en un Ipad o algún otro dispositivo electrónico tardaban más en conciliar el sueño y su descanso era de menor calidad respecto a los lectores en libros.

“Al que madruga, el ingreso le aumenta”

Estudios daneses liderados por Jens Bonke, economista de la Fundación Rockwool en Dinamarca, concluyeron con una muestra de 10.000 personas durante diez años que las personas que preferían madrugar ganaban en promedio 4,5% más que los que prefieren levantarse tarde.

Recientes estudios como “Time Use and Productivity: The Wage Returns to Sleep” de investigadores de la Universidad de California se encontraron que si una persona consigue una hora extra de sueño en la noche (especialmente aquellos que duermen menos de 6 horas a día) lograría en promedio un aumento salarial del 16% respaldado por significativos aumentos en la productividad y la capacidad de análisis.

Evidente generador de pobreza

El estudio más certero, (y también el más alarmante) es el actualmente realizado por Heather Schofield, economista del desarrollo en el Centro para el Desarrollo Mundial , en el cual analiza el comportamiento de 250 personas de las clases económicas más bajas en la ciudad india de Chennai.

En este estudio se entiende por qué el sueño es tan importante para el desarrollo económico. Una persona de bajos ingresos debe soportar el hacinamiento, la exposición directa a las condiciones climáticas, el hambre, la inseguridad y los efectos del estrés.

Al darle a la mitad del grupo de estudio facilidades para dormir y un empleo solo los autores de este proyecto coinciden en un posible resultado con toda seguridad “es exageradamente difícil para una persona que no duerme bien salir de la pobreza”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?