| 11/24/2017 9:25:00 AM

Reglamentación de plataformas de crowdfunding entraría en vigencia en 2018

El director de la Unidad de Regulación Financiera, Felipe Lega, señaló que el proyecto de decreto, sobre el cual espera recibir todos los comentarios y observaciones de la industria, se estaría aplicando en los primeros meses del 2018.

Dos meses después de lo planeado, la Unidad de Regulación Financiera (URF) en cabeza de su nuevo director publicó el proyecto de decreto que reglamentará las plataformas de crowdfunding en el país.

El proyecto de decreto debía haber quedado listo en septiembre, pero los nombramientos del nuevo superintendente financiero, Jorge Castaño; el nuevo director de Fogafín quien además salió precisamente de la dirección de la URF, David Salamanca, y el director de dicha entidad adscrita al Minhacienda, Felipe Lega, retrasaron varias decisiones del sector como la reglamentación del crowdfunding, la nueva línea del deber de asesoría del mercado de valores y los fondos de inversión colectiva inmobiliarios.

Ya acomodados todos en sus nuevos cargos, se retomaron con normalidad todas las actividades de estos reguladores y el Consejo Directivo de la URF aprobó el proyecto de decreto mencionado, que entre otras cosas establece topes tanto de inversión como de financiación mediante las plataformas de crowdfunding que entrarán a renovar al sistema financiero en el 2018.

Recomendado: Cómo piensa la banca usar el crowdfunding para la inclusión financiera

Felipe Lega, director de la URF, explicó que el objetivo del decreto es trazar las bases de un servicio que buscará “unir las puntas de las personas que están buscando alternativas de inversión atractivas y personas, como las pymes, que están buscando alternativas de financiación”.

Para garantizar que se mantenga un nivel de riesgo adecuado y que el sistema sea equilibrado, las plataformas compartirán información con las centrales de riesgo de modo que se tengan los datos globales y así evitar que un mismo proyecto consiga financiación mediante diferentes plataformas y obtenga más recursos de los permitidos.

Dicho tope está establecido, por ahora pues la discusión continúa alrededor de este tema, en $7 millones de inversión por cada proyecto y en $700 millones de financiación para cada uno. De este modo también se garantiza un adecuado nivel de riesgo para los inversionistas.

Lea también: Fracasó la banca tradicional 2.500 millones de personas están excluidas del sistema

Además “hay una clasificación por el tipo de riesgo que el proyecto representa para el inversionista y el tipo de proyecto que se estaría financiando, se presenta dentro de la plataforma de crowdfunding”, añadió Lega. Con esa información, el inversionista puede evaluar los proyectos y decidir cuál es la propuesta más atractiva para invertir sus recursos.

El director de la URF advirtió que además estas plataformas serán “entidades que van a ser vigiladas por la Superintendencia Financiera, cumpliendo con los estándares de lavado de activos, verificación de los recursos que vienen de los inversionistas”.

El uso de los recursos que reciban los proyectos también tendrán que cumplir con los estándares de financiación del terrorismo y lavado de activos, continuidad y operación del negocio ya que deben garantizar que se está dando de una forma adecuada.

Por el momento no hay un número concreto de posibles operadores para las plataformas de crowdfunding en Colombia, pero sí propuestas de operadores que ya funcionan en países como Argentina.

Puede interesarle: Al sector financiero le llegó su Uber así se transforma la banca con tecnología

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?