| 2/6/2014 7:00:00 AM

Regiones se rajan en competitividad

Los departamentos del país y sus ciudades tienen bajos niveles de innovación empresarial. Esto afecta el total nacional.

En los últimos años los gobiernos del país han diseñado diferentes programas y mecanismos para impulsar los índices de competitividad.

Si bien es cierto se mejoró en algunos aspectos, aún se mantienen pobres cifras a uno de los sectores que podría convertirse en uno de los ítems clave para el crecimiento de la economía nacional.

No obstante, los estudios de organizaciones internacionales que evalúan una buena proporción de países a nivel mundial, dejan muy mal parada a Colombia y lejos de unos índices aceptables.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, hay varios sectores de la economía que no han despegado y por lo contrario se convierten en un gran obstáculo para la competitividad.

Precisamente el Foro Económico Mundial, FEM, Colombia, con un puntaje de 4.2/7, ocupó el lugar 69 entre 148 países en materia de competitividad en 2013.

Las calificaciones más bajas del país estuvieron en los pilares de innovación con 3.2, instituciones con 3.4, preparación tecnológica con 3.4 e infraestructura 3.5.

Por ello, la agremiación plantea un análisis más profundo a nivel regional para evaluar cuales le están apostando a la competitividad y en cuáles debe hacerse una fuerte tarea de política pública para evitar que sigan siendo un lastre para la competitividad del país.

Cabe anotar que del desempeño en las regiones colombianas se puede tener un resultado en el total nacional el cual se encuentra en bajos índices.

Anif hizo una evaluación del Índice Departamental de Competitividad realizado por el Consejo Privado de Competitividad y el Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas de la Universidad del Rosario.

Se muestra un claro avance y positivos niveles para Bogotá, mientras que las demás regiones muestran un pésimo desempeño.

Si bien Bogotá registró una calificación satisfactoria a nivel de competitividad nacional, según el índice de 2013, es el único departamento o ciudad con resultados aceptables.

En efecto, con excepción de la capital, ninguno de los departamentos alcanzó el puntaje obtenido por el país en el escalafón de competitividad global.

El factor de sofisticación-innovación explica gran parte de esto, dados los bajos niveles de innovación empresarial.

Sin embargo, plantea Anif, lo preocupante es que aún en el caso del factor de condiciones básicas hay elementos esenciales que siguen obstaculizando la competitividad del país desde el ámbito regional.

De igual forma, sostiene que aquí sobresale el evidente atraso del país en materia de infraestructura, particularmente de transporte, y el bajo nivel de la gestión pública en materia ambiental.

Vale la pena indicar que la capital de la República registró los mayores puntajes en los tres factores de evaluación que componen el índice tales como condiciones básicas, eficiencia y sofisticación-innovación.

El resultado es por cuenta de la concentración de las actividades financieras, de investigación-innovación y empresariales en dicha ciudad.

Por ejemplo, la economía de Bogotá genera cerca del 45% del valor agregado del sector de establecimientos financieros y servicios empresariales incluido en las cuentas nacionales.

En segundo lugar se situó Antioquia con una calificación global de 5.6/10. Allí se destaca el desempeño del factor de condiciones básicas, gracias a los satisfactorios puntajes en los pilares: instituciones (7.3), particularmente en el subpilar de transparencia-buen gobierno, y tamaño del mercado (8.5).

Meta y Cundinamarca se ubicaron en la parte inferior dentro de los líderes del escalafón de competitividad.

En ambos casos, se observaron muy bajos puntajes en el factor de eficiencia, siendo esto el reflejo del pobre desempeño en el pilar de educación superior y capacitación. Sin embargo, mientras que en el Meta el principal problema resulta ser la calidad, en Cundinamarca es la cobertura.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?