| 4/8/2014 7:00:00 AM

Industria colombiana irá a paso lento

Las proyecciones de la producción del sector son mejores para 2014. Sin embargo se debe trabajar en políticas de peso para una recuperación total de la industria.

Uno de los sectores de gran expectativa en el país es la industria colombiana que durante 2013 registró sólo pérdidas.

Esto se observa en el Producto Interno Bruto, PIB, siendo el único sector que presentó cifras negativas, de acuerdo con las cifras reveladas por el Dane.

Pese a ello, las expectativas del sector para 2014, son mejores y se espera una recuperación la cual ya se viene observando en la primera parte del año.

Adicional a ello, la academia y el mercado financiero en general esperan una pronta reactivación por un vuelco favorable en las condiciones de la economía tanto nacional como internacional.

De igual forma, se espera un jalonamiento mucho mayor de las ayudas del Gobierno anunciadas el año pasado las cuales se empezaron a observar en el último trimestre de 2013.

Para la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, hay condiciones para una recuperación de la producción industrial.

Sin embargo, esta será lenta y paulatina debido a que los problemas de la industria son estructurales y siguen latentes.

La proyección de la agremiación para el sector es de un crecimiento del 3.6% real al cierre de 2014 y el PIB industrial lo haría al 2.9%.

Con ello, la recuperación del sector será lenta y concentrada en los sectores asociados con la construcción y de procesamiento de alimentos”, planteó.

Para Anif los sectores que compiten intensamente con producciones eficientes del exterior, como el ensamblaje de vehículos o los sectores que más incorporan valor agregado y tecnología en sus desarrollos continuarán rezagados.

La asociación considera que para poder superar completamente los problemas de la industria se requiere una política pública que ataque los problemas estructurales del sector.

Esta debe incluir medidas trasversales como el de acelerar la dotación de infraestructura multimodal de calidad; ajustar el precio laboral unitario a cargo del empleador a las realidades de productividad del trabajador local y mejorar la calidad educativa enfocada en procesos productivos, donde hoy el Sena tan solo hace aportes marginales.

A esto se deben sumar a medidas al interior de la industria que permitan, por un lado, que los empresarios puedan contar con información que les permita tomar decisiones óptimas en materia de ubicación geográfica de su producción, y por otro, la atracción de Inversión Extranjera hacia sectores que permitan transferencias tecnológicas y, en general, externalidades positivas asociadas con la formación de clusters.

Cabe recordar que según la Muestra Mensual Manufacturera del Dane, la producción se contrajo un -1.9% en el acumulado anual a diciembre de 2013, las ventas lo hicieron en -1.7%, y el empleo disminuyó en -2.2%.

De la misma manera, el PIB industrial fue el único que se contrajo durante el año 2013 (-1.2%). Se demuestra así que, además de ciertos problemas coyunturales, la industria local enfrenta una complicada situación estructural, que ha minado la competitividad del sector.

“Por ello, no debe extrañarnos el continuo cierre de plantas así como el traslado de parte del empresariado desde la producción hacia la comercialización”, manifiesta el informe de Anif.

Esto aspectos son claves como una referencia y para lo cual se considera por parte de varios sectores el arduo trabajo de las políticas estructurales para la industria en pro de una recuperación más rápida y con impactos positivos para la economía nacional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?