| 11/19/2013 8:15:00 AM

Recuperación global en manos de emergentes

Pese a la mejoría del panorama para Estados Unidos, la OCDE ve una gran amenaza a la recuperación global si Estados Unidos alcanza su límite de endeudamiento.

La desaceleración de los mercados emergentes está pesando sobre el crecimiento mundial mientras las economías desarrolladas luchan por recuperarse tras años de crisis de deuda, dijo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, al recortar sus proyecciones sobre el crecimiento global.

En su más reciente panorama de actividad económica, la OCDE, con sede en París, pronosticó el martes que la economía mundial crecería un 3,6 por ciento el próximo año.

Aunque eso es una mejoría respecto al avance del 2,7 por ciento esperado para el 2013, fue menor el 4,0 por ciento estimado para el 2014 en su último Panorama Económico bianual de mayo.

"Hemos bajado nuestra previsión por muchas razones, pero la principal es la desaceleración del crecimiento en los países emergentes", dijo a Reuters Pier Carlo Padoan, economista jefe de la OCDE, quien también citó una baja en el comercio y menores inversiones.

Padoan afirmó que las economías avanzadas no serían capaces de compensar el impulso perdido por varias importantes economías emergentes, golpeadas por salidas de capital precipitadas por los planes de la Reserva Federal de Estados Unidos de reducir sus estímulos monetarios excepcionales.
"Estados Unidos está creciendo, pero deben arreglar su situación fiscal", comentó Padoan.

"El área euro se está volviendo una región de crecimiento positivo nuevamente, pero a tasas muy débiles y Japón está creciendo más, pero la pregunta es si esto será sostenible", agregó.

La OCDE dijo que la Fed debería reducir sus compras de bonos a medida que la actividad se fortalezca el próximo año y pronosticó que la mayor economía del mundo crecerá un 2,9 por ciento en el 2014, su rendimiento más enérgico desde el 2005, tras una estimación de expansión de un 1,7 por ciento para este año.

Pese a la mejoría del panorama para Estados Unidos, la OCDE ve una gran amenaza a la recuperación global si Estados Unidos alcanza su límite de endeudamiento.

Recuperación dispar en Europa

Tras ser un lastre para el crecimiento global en los últimos años, la OCDE estima que la zona euro finalmente está saliendo de dos años de recesión y que anotará un crecimiento de un 1,0 por ciento el próximo año, marginalmente menor a una estimación de un 1,1 por ciento prevista en mayo.

La recuperación sería dispar entre los miembros del bloque monetario, que aún está en riesgo de recaídas por la crisis de deuda y que está marcado por un alto desempleo juvenil y una débil inflación, afirmó la OCDE.

Para la entidad, eso fue una razón suficiente para que el Banco Central Europeo recortara este mes sus tasas de interés a mínimos históricos, mantuviera su política monetaria actual hasta fines del 2015, y considerara el uso de más medidas no convencionales si emerge la deflación.

La OCDE prevé que el crecimiento en la potencia regional Alemania se acelere desde una estimación del 0,5 por ciento este año a un 1,7 por ciento el próximo, levemente menor al 1,9 por ciento de su pronóstico de mayo.

Francia, la segunda mayor economía de la zona euro, crecería un 1,0 por ciento en el 2014, en línea con las estimaciones del Gobierno galo y más que el pronóstico anterior de la OCDE de un avance del 0,8 por ciento.

Fuera de la zona euro, la OCDE revisó fuertemente al alza sus estimaciones de crecimiento para Gran Bretaña y pronosticó que el Banco de Inglaterra comenzará a subir las tasas de interés a fines del 2015, cuando se espera que el desempleo haya bajado a un 7 por ciento.

La OCDE proyecta ahora un crecimiento británico de un 2,4 por ciento el próximo año, que se compara con una previsión anterior de un 1,5 por ciento.

Nuevos pronósticos del Banco de Inglaterra de la semana pasada sugieren que el desempleo alcanzaría un 7 por ciento en la segunda mitad del 2015, basado en tasas de interés actuales, pero el gobernador del banco, Mark Carney, subrayó que eso no provocará automáticamente un alza de tasas.

Japón está en camino de anotar un crecimiento del 1,5 por ciento el próximo año, impulsado por un superávit monetario excepcional este año, más que el pronóstico del 1,4 por ciento de mayo, pero menos que el 1,8 por ciento previsto para el 2013.

En tanto, la OCDE recortó su pronóstico de crecimiento para China el próximo año a un 8,2 por ciento desde un 8,4 por ciento estimado previamente, pero más que el 7,7 por ciento proyectado para este año.

La OCDE anticipa que entre los países de América Latina, la economía de Brasil crecerá un 2,2 por ciento en el 2014, la de México un 3,8 por ciento y la de Chile un 4,5 por ciento, según datos publicados en su página en internet.

REUTERS
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?