| 5/6/2014 6:10:00 AM

Levante de las exportaciones será mínimo

El nivel de las ventas externas colombianas ha perdido su dinamismo, en parte por la falta de competitividad del aparato productivo. La estimaciones apuntan a un leve crecimiento de 1.2%.

El 2014 fue un mal comienzo para las exportaciones colombianas registrando fuertes descensos en comparación con las tasas registradas en años anteriores en especial con su año inmediatamente anterior 2013.

Como era de esperarse el entorno externo ha logrado tener un efecto negativo para las ventas externas del país, además de la baja competitividad de las empresas locales que aún están saliendo de la crisis y el bajo desempeño en la producción industrial del año pasado.

Los indicadores han ido mejorando pero como se ha advertido en anteriores oportunidades, ha sido un proceso lento y paulatino.

Sin embargo, en lo que tiene que ver con las exportaciones la desaceleración ha sido significativa y la caída en los dos primeros meses de 2014 estuvo por encima del 4.6%, de acuerdo con cifras del Dane.

Por ello, las estimaciones no son las mejores ya que al analizar varios aspectos hacen pensar en que las ventas externas mantendrán una baja dinámica.

Según la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, las exportaciones totales del país pasaron de crecer sostenidamente en el período 2009-2012 (cuando aumentaron de US$32.850 millones en 2009 a US$60.125 millones en 2012) a caer un -2.2% en el último año.

En esto influyeron decididamente factores como la turbulencia que enfrenta la industria aurífera por la recuperación de Estados Unidos, la falta de competitividad del aparato productivo, y el menguado auge minero-energético.

Para 2014, la agremiación estima una muy leve recuperación de las exportaciones, creciendo a una tasa del 1.2%, gracias al moderado impulso de las no-tradicionales (+3.1%).

Cabe recordar que en el último reporte del Dane, la caída en las exportaciones colombianas en febrero obedeció a la disminución de 8,4% en el grupo de combustibles y productos de las industrias extractivas, de 48,7% en el grupo de otros sectores y de 11,3% en el grupo de manufacturas.

El resultado del primer grupo se explicó fundamentalmente por la disminución en las ventas de petróleo, productos derivados del petróleo y productos conexos (-9,5%); el del segundo grupo, por la disminución en las ventas de oro no monetario (-48,5%) y el del tercer grupo por la disminución en las ventas de vehículos de carretera (-67,4%).

Frente a este tema Anif, señala que la relación exportaciones/PIB se redujo del 16.2% en 2012 al 15.6% en 2013, explicando en gran medida la baja registrada por el superávit de la balanza comercial del país, el cual pasó del 1.3% del PIB en 2012 al 0.7% del PIB en 2013.

Causas

Dos fueron las principales causas de esta caída de las exportaciones. Por un lado, las de oro registraron un descenso de -34.2% anual al cierre de 2013. Esto se explica por el efecto de la recuperación de Estados Unidos sobre el precio internacional del oro (-15.4%) y, al mismo tiempo, el descenso registrado por la producción nacional (-15.8%).

Por otro lado, las exportaciones tradicionales como petróleo, carbón, café y ferroníquel cayeron a tasas del -1% anual.

Esto ocurrió debido a la reversión moderada en los Términos de Intercambio (-1%), como consecuencia de la caída de los precios de los commodities exportados por el país; y los menores volúmenes exportados de carbón (-1%), resultado de los problemas laborales y ambientales afrontados por el sector a lo largo de 2013.

Pese a esto, la composición de la canasta exportadora del país no cambió en 2013. Esta siguió estando concentrada principalmente en commodities, pues la relación commodities-no commodities se mantuvo en 76%-24%.

Así, los problemas estructurales de nuestro aparato productivo siguieron impidiendo balancear mejor esta canasta.

Además, las exportaciones diferentes a commodities tan solo crecieron al 2.6% (llegando a US$13.900 millones) manteniéndose por debajo del máximo histórico de US$15.400 millones de 2008, cuando Colombia le servía a Venezuela de despensa.

Los analistas son pesimistas aunque varios segmentos del comercio se han recuperado como el minorista, lo que tiene que ver con los rubros del exterior vienen en caída como la inversión extranjera.

Anif estima que las exportaciones tradicionales mantendrían niveles similares en 2014 con respecto a 2013. Se proyecta que estas solo crecerían un 0.5% en 2014, pasando de US$41.700 millones en 2013 a US$41.900 millones en 2014.

Aquí, se conjugarían menores volúmenes exportados (frente a las metas oficiales) con menores precios externos, especialmente en petróleo y carbón (debido a la revolución shale-gas-oil).

Por ejemplo, se proyecta que la producción de petróleo solo llegaría a 1.030-1.040Mb/día (antes del problema del Oleoducto Caño Limón-Coveñas) frente a los 1.090Mb/día de la meta oficial y, al mismo tiempo, que el precio promedio del crudo (canasta Colombia) bajaría de los US$100/barril de 2013 a US$97/barril en 2014.

Asimismo, se espera que los volúmenes extraídos de carbón solo lleguen a 90 millones de toneladas en 2014 (vs. los 120 millones de toneladas esperados oficialmente) y, en paralelo, que el precio promedio de la tonelada de carbón caiga de los US$87.2 de 2013 a US$81.5 en 2014.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?