| 1/21/2014 6:00:00 AM

Recaudo tributario sube pero no lo suficiente

Así lo plantea el informe “Estadísticas Tributarias en América Latina y El Caribe” de la Cepal, la Ocde y la Ciat, en el cual se realiza un estudio de los ingresos por recaudo de impuestos en 2012 en la región.

El crecimiento sostenido de ingresos por recaudo de impuestos en América Latina se observa desde 2009 cuando el recaudo representó 18,9% el PIB. En 2012, la tasa de recaudación tributaria sobre el PIB subió con respecto a 2011 en 13 de los 18 países de América Latina y el Caribe hasta un 20,7%.

Pese el aumento, las organizaciones que realizaron el estudio; la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT); indican que los ingresos tributarios siguen estando por debajo de los países que integran la Ocde (conocida como el club de países ricos).

El nivel de recaudación tributaria sobre el PIB está 14 puntos porcentuales por debajo de esos países cuyo crecimiento en los ingresos tributarios fue de 34,6%.

Según estadísticas de 2012, en Latinoamérica, sólo Brasil y Argentina tienen altas entradas por ingresos tributarios. El primero 36,3% como porcentaje del PIB y el segundo 37,3%. Incluso, se encuentran por encima de los países de la Ocde.

El aumento de los ingresos tributarios en Colombia está aproximadamente en 20% y frente a los países de la región, se encuentra en el puesto número nueve entre las naciones de mayor incremento en recaudo tributario como porcentaje del Producto Interno Bruto.

La reforma tributaria aprobada en diciembre de 2012 dio origen a cambios en la estructura impositiva a través de la creación de nuevos tributos: el impuesto nacional al consumo, el impuesto nacional a la gasolina y el diésel, y el impuesto sobre la renta para la equidad (CREE). Con estos nuevos impuestos, la recaudación se incrementó más del 1,0% del PIB y se compensaron los menores ingresos derivados de la simplificación de las tarifas del IVA así como los menores ingresos de la actividad económica externa.

En 2013 el recaudo de impuestos superó los $100 billones, pero no logró la meta de $102,3 billones.

A los que mejor les va recaudando impuestos

Como se dijo anteriormente, tanto Argentina como Brasil tienen ingresos tributarios superiores al 35% como porcentaje del PIB, le siguen en su orden Uruguay y Bolivia que están cercanos al 30%, Costa Rica, Chile y Ecuador superan el 20%; México, Colombia y Nicaragua aproximadamente en el 20%.

Por debajo del 20% en sus ingresos tributarios como porcentaje del PIB están Panamá, Perú, Paraguay y Honduras.

Las naciones que presentaron reducción en 2012, frente a 2011 fueron Chile, Guatemala, México y Uruguay. Costa Rica permaneció estable.

En el período 2007-2012, 11 países registraron aumentos. El mayor se dio en Argentina con 8%, seguido por Ecuador 7% y Paraguay con 4%. Para este período, 7 países mostraron disminuciones, encabezados por Venezuela y la República Dominicana con 3% cada uno.

Los impuestos que generan los recursos

Los ingresos tributarios de los países latinoamericanos provienen en mayor volumen del IVA y los impuestos sobre las ventas, los cuales representan un 33,8%, en promedio, de los tributos que recauda cada nación de la región. Entre los países que conforman la Ocde, estos impuestos representan un 20% de sus recaudos.

El peso de los impuestos específicos sobre el consumo (como los impuestos selectivos o los impuestos sobre el comercio internacional) se ha reducido hasta 17,7%. En los de la Ocde representan un 10,7%.

En los países latinoamericanos los impuestos sobre la renta y las utilidades representaron en 2011, en promedio, 25,4% de la recaudación, mientras que las contribuciones a la seguridad social supusieron 16,9% (en la OCDE dichos porcentajes son de 33,5% y 26,2%, respectivamente).

Tendencia de los impuestos

La mayor demanda mundial por productos básicos, especialmente en los grandes mercados emergentes, ha conducido a un abrupto aumento de los precios y a mayores ingresos tributarios asociados a recursos naturales no renovables.

Estos ingresos se incrementaron a una tasa más rápida que la de otros ingresos gubernamentales antes de la crisis y su comportamiento ha sido al menos tres veces más volátil que el crecimiento de los impuestos como proporción del PIB desde el año 2000.

En varios países de América Latina los ingresos por impuesto procedentes de recursos naturales no renovables como el petróleo, minerales, metales y gas natural, siguen siendo muy importantes como porcentaje del total de los ingresos y representan más de 30% del total en Bolivia, Ecuador, México y Venezuela.

Esto implica la obtención de mayores beneficios a partir de los ingresos que generan, así como un nivel de riesgo más alto debido a la dinámica del mercado global.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?