| 5/5/2015 5:00:00 AM

Razones que explican las menores ventas de computadores

En la coyuntura actual, las transformaciones tecnológicas han borrado las fronteras que había entre los atributos y los servicios ofrecidos por un computador de oficina y un teléfono inteligente, el menor crecimiento económico y la tasa de cambio también afectan.

La venta mundial de computadores decreció en 2014 un 0,6% lo que implicó 0,9% de menos ingresos a sus productores. Se completan así tres años seguidos en que hay menor cantidad de equipos vendidos, después de haber logrado desde 2006 hasta 2011 un crecimiento promedio de 8,2% anual.

Una de las razones, obedece a un menor dinamismo en las ventas de los computadores de escritorio, cuya tendencia se espera siga en los próximos años, en la medida que la portabilidad y movilidad siguen aumentando. Tanto las personas como al interior de las empresas, el computador la conectividad y el trabajo son portatil, esto último, dado que las empresas adoptan nuevos esquemas de trabajo que suelen ser más flexibles para los empleados. Similarmente, explica las alianzas que empresas como Cisco vienen haciendo con las autorices de ciudades de América Latina, entre ellas Medellín, para desarrollar el concepto de ciudad inteligente.

Por otro lado, en 2014 la cantidad de tabletas vendidas a nivel mundial creció 4,5%, cifra muy inferior al crecimiento de casi 53% en 2013. En parte, la tendencia hacia un bajo crecimiento de las tabletas ocurre, y seguirá así en los próximos años, porque se considera que el mercado entró en una fase madura y ha sido canibalizado por el mercado de “smartphones” con pantallas más largas. Un ejemplo de ello es que mientras en 2010 un 21% de los teléfonos inteligentes vendidos tenían una pantalla de 10 o más pulgadas, en 2014 el 64% de los “smartphones” vendidos superan ese tamaño.

En especial, el interés por teléfonos inteligentes se explica en que pueden sustituir los servicios de las tabletas. Situación que se ha hecho evidente en las preferencias de los compradores en China, afectando las cifras mundiales.

En el primer trimestre de 2015, Apple habría disminuido la distribución mundial de tabletas por lo que ratifica la tendencia de lo ocurrido en el último trimestre de 2014, cuando se presentó por primera vez en el mundo un decrecimiento en las ventas del producto desde 2012.


Pero los productos afectados por la creciente necesidad de integrar servicios de portabilidad no solo hace referencia a las tabletas, también los portátiles o “Notebooks” que en recientes años han tratado de incorporar atributos de las mismas tabletas. Es común ver portátiles que son comercializados como productos híbridos, es decir con características de tableta. Mientras entre 2006 y 2011 crecieron las cantidades vendidas de portátiles 22% anuales, en 2014 no crecieron y se espera que en los próximos años no haya incrementos.

En el caso de América Latina, en 2014 representó el 7,6% de las ventas mundiales de computadores de escritorio y el 10,7% de portátiles, mostrando una clara inclinación en las preferencias de los compradores hacia la portabilidad. De los casi 30 millones de equipos vendidos el año pasado, 65,7% fueron portátiles.

Sin embargo, la venta total de computadores disminuyó 12,7% con caídas de 10% y 14% en cada respectiva clase de equipo. Esta situación refleja el menor crecimiento económico en la región y por ende un menor desempeño del ingreso, que también obedece en parte, a una importante depreciación de las monedas de los países en América Latina frente al dólar. Factores que parecen explicar, junto con las tendencias globales, el bajo desempeño de las ventas de computadores y tabletas. Son ítems que a su vez reflejan unas menores tasas de reposición de equipos por parte de los consumidores latinoamericanos y la necesidad de que los productos extiendan, por ahora, su vida útil.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?