| 2/13/2012 7:00:00 AM

Razones por las que América Latina es un “oasis” de estabilidad

Durante el Foro Económico Mundial se destacó a la región como un pilar sólido de crecimiento económico global. Expertos explican los aspectos que sobresalen en esta etapa de crecimiento.

América Latina fue identificada como un "oasis" de estabilidad, crecimiento y oportunidades durante el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), que concluyó, en contraste con la incertidumbre general debido a la crisis financiera y económica que azota Europa y Estados Unidos.

A diferencia de años anteriores, hoy los inversionistas y hombres de negocios miran primero a los países emergentes que las grandes potencias mundiales. Prueba de ello es que en la cita de los más grandes y poderosos en Davos se destacó a América Latina como un imán de inversiones y un centro para los negocios.

Dinero.com consultó a varios expertos sobre los aspectos que más sobre salen en esta nueva era. Este fue el resultado.

Desde la perspectiva de Lars Moller Economista del Banco Mundial, es cierto que la región tiene muchas fortalezas para enfrentar choques externos. Sin embargo, es importante destacar que la región no es inmune frente a una posible crisis económica global. Finalmente, se debe reconocer la heterogeneidad de la región. Estos argumentos se profundizan abajo.

Durante la última década, la región de América Latina y el Caribe (ALC), viene perfeccionando su sistema inmunológico.
El cual ha hecho a la región mucho más resistente a los choques externos que en el pasado. Esto fue el legado de una silenciosa revolución en las políticas macro-financieras, particularmente en la política monetaria, pero también en las políticas de supervisión financiera y fiscal. Estas medidas, convirtieron a los factores tradicionales de amplificación de choques externos (monedas, procesos fiscales débiles, y/o sistemas bancarios frágiles), en absorbentes de choques (a través de monedas flexibles y creíbles, finanzas públicas sólidas, y un sistema bancario capitalizado con liquidez). Esto en conjunto con la disminución en los desajustes en las monedas, y gracias a una integración a los mercados financieros internacionales más seguro, ha permitido a la región llevar a cabo políticas monetarias, fiscales y de crédito contra-cíclicas durante la crisis global, que le han permitido salir de esta sin deteriorar las hojas de balance y rebotar de forma rápida y fuerte a partir de entonces.

Sin embargo, la región  no es inmune frente a una posible crisis
Si la situación en Europa se deteriora fuertemente, los países de ALC podrían sufrir efectos adversos y posiblemente presentar vulnerabilidades que hasta el momento se mantenían latentes. Estas vulnerabilidades incluyen:

Precio de los productos básicos
América Latina y el Caribe podría ser más vulnerable que otras regiones a la caída en el precio de estos productos, que podría generarse por cualquier importante evento que afecte al crédito en las naciones de ingreso alto de Europa.

Comercio
La región también está expuesta al deterioro del clima mundial a través de sus vínculos comerciales. La zona del euro representa el 14.8 por ciento del total de las exportaciones de la región (aproximadamente 20 por ciento en Brasil y Chile y casi 15 por ciento en Argentina, Colombia y Perú).

Financiamiento
En general, si bien los bancos foráneos tienen una elevada participación en el capital social de la banca en varios países de ALC, el sector no depende de la afluencia de capitales extranjeros, ya que la mayoría de los préstamos se financia por medio de depósitos nacionales. No obstante, si los bancos matrices se viesen forzados a liquidar sus activos en América Latina, podrían deprimirse los valores bursátiles en la región. La participación extranjera en el sector bancario también es elevada en el Caribe, pero en esta zona los bancos podrían ser vulnerables a la crisis.

Remesas
Estas afluencias, aunque se prevé que serán más estables que otros flujos de dinero, también podrían disminuir en caso de empeorar las condiciones macroeconómicas. Ello podría causar dificultades para el saldo en cuenta corriente de los países que dependen en alto grado de ellas (El Salvador, Jamaica, Honduras, Guyana, Nicaragua, Haití y Guatemala).

Además de las buenas políticas durante las últimas décadas, el desempeño relativamente exitoso durante la crisis de 2008/09 de ALC fue ayudado por el hecho de que los patrones de comercio de un número de países de la región se ha desplazado un poco hacia economías de mercado emergentes (China en particular y en la región a Brasil), reduciendo así la exposición directa a los epicentros de la crisis. También por el hecho de que la demanda de productos básicos exportados por los países de ALC se mantuvo alta debido a la alta demanda de China, a pesar de la crisis global.

“Por último quiero añadir que, si bien América Latina le fue bien en la crisis anterior, las condiciones iniciales de hoy son diferentes a la de 2007/08 y el motor de crecimiento de China puede no estar en condiciones de ofrecer un contrapeso a la recesión en Europa o lentitud en los EE.UU. como lo hizo en 2008/2009”, resalta Lars Moller del Banco Mundial.

Alberto Bernal, Director de Investigaciones de Bulltick Capital Markets:

Regulación bancaria
La región tenia reglas de juego mucho más estrictas para el sector financiero cuando estalló la crisis del 2008. Los bancos de la región tenían una base de depósitos muy estables, y el apalancamiento era relativamente bajo. Por lo tanto, los bancos no tuvieron que salir a vender cartera para capitalizarse en el corto plazo (no tuvieron que implementar “fire sales” como si tuvieron que hacerlos los bancos de Wall Street durante el 2008 y el 2009).
La región ya implementó reformas pensionales importantes hace bastantes años.

Estas reformas cambiaron la estructura del sistema de uno basado en generosidad inter-generacional a un sistema basado en la capitalización individual. Esto es importante para la estabilidad fiscal de largo plazo, y reduce el riesgo de que los mercados de deuda comiencen a atacar los activos de la región (de la forma como lo están haciendo en
contra de los países europeos).

La región adoptó tipos de cambio flexibles desde finales de la década antepasada
La experiencia está mostrando que los sistema de tasa de cambio fija incrementan la virulencia que tienen las crisis financieras dentro de las respectivas economías reales. Latam tiene, con muy contadas excepciones, sistemas de tipo de cambio variable. Ese hecho ayudó a amortiguar la caída del comercio internacional (vía depreciaciones materiales en el tipo de cambio).

Juan Téllez, Jefe de investigación del Bbva Colombia:

Menores desequilibrios en cuentas fiscales y balanzas de pagos.

Durante los últimos 10 años América Latina ha logrado disminuir sus desequilibrios históricos en las cuentas fiscales y algunos países, como Perú y Chile, han logrado acumular un importe monto de recursos en fondos de ahorro en exterior. Condición que les ha permitido responder con políticas contraciclicas a las crisis globales recientes y apoyar el crecimiento local. En lo que tiene que ver con la balanza de pagos los desequilibrios en la cuenta corriente son menores y los países en los que persisten los pueden financiar de manera amplia con flujos de inversión extranjera directa.

Inflación baja
La mayoría de los países de la región ha logrado ingresar a regímenes de inflación baja con expectativas controladas favoreciendo principalmente estabilidad de la economía y a los menos favorecidos que no pueden
protegerse en regímenes de igualación alta.

Expertos de la Cepal señalan que América Latina se encuentra hoy en una situación privilegiada en medio de la crisis que afrontan algunos países europeos. Destacaron especialmente el control de las finanzas públicas y la sostenibilidad de la deuda, activos regionales que deben ser mantenidos, enfatizaron.

"La calidad de las finanzas públicas ha mejorado en América Latina (…) la deuda pública se ha reducido drásticamente y su perfil y composición es más equilibrada, los ingresos fiscales y la tasa tributaria promedio aumentaron, la disminución del pago de intereses ha generado espacios fiscales importantes y el gasto público social se ha mantenido", dijo la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?