| 3/2/2015 2:30:00 PM

¿Qué tan feliz es usted?

Una investigación de la Universidad Javeriana señala que tanto el gasto como los ingresos influyen positivamente en la felicidad que sienten los colombianos. Pero no todo es plata.

Al parecer, las compras vuelven locos los colombianos. El hecho de adquirir bienes o servicios les hace sentir una mayor satisfacción que el recibir un ingreso. ¿Cuáles son los motivos por los cuales un colombiano se puede sentir feliz?

Esta fue la pregunta que se planteó en una investigación Angélica María Quiroga, de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Javeriana. “El objetivo de este trabajo fue identificar qué variables estaban relacionadas con la felicidad y satisfacción de los colombianos”.

Para resolver la pregunta se utilizó la Encuesta de Calidad de Vida 2011 desarrollada por el DANE, de donde se obtuvo información socio-económica de los individuos y se identificó el nivel de felicidad a partir de la siguiente pregunta: Usted se considera: Muy feliz, Feliz, No muy Feliz o Para nada feliz; e igualmente el nivel de satisfacción a partir de la siguiente pregunta: ¿Qué tan satisfecho se encuentra con su vida en general?: Muy Satisfecho, Satisfechos, Insatisfecho o Muy Insatisfecho”.

Las variables socioeconómicas analizadas fueron: ingreso del hogar, gasto del hogar, habilidad para ahorrar, nivel educativo, autopercepción del estado de salud y percepción de seguridad. Adicionalmente se indagó por la relación entre condiciones climáticas y el nivel de felicidad.

Entre los principales hallazgos se encontró la existencia de una relación positiva entre felicidad y el ingreso y gasto de los hogares; sin embargo, la relación del gasto con la felicidad fue mayor que con el ingreso. Así mismo, se evidenció que aquellos individuos que pertenecen a hogares con capacidad de ahorro tienden a ser más felices. “Estos hallazgos permiten concluir que el ingreso, el gasto y el ahorro tienen una relación robusta y positiva con la felicidad”, dice la investigación.

De acuerdo con las variables de educación, autopercepción de salud y percepción de seguridad, se encontró que individuos con mejores condiciones en estas áreas tienden a ser más felices y satisfechos.

Las anteriores variables tienen en común que están directamente relacionadas con política pública, por lo que otra de las conclusiones señala que “es importante que los hacedores de política identifiquen el impacto de las políticas en el nivel de satisfacción y felicidad de los individuos”.

Por otro lado, al analizar la relación de las variables de interés con variables climáticas como: precipitación, días de lluvia, temperatura promedio y días soleados, no se evidenció relación alguna. “Lo anterior puede ser explicado por la ausencia de fuertes variaciones climáticas en el país y a la fuerte relación de la felicidad y la satisfacción con variables individuales como las descritas anteriormente”, dice la investigadora.

Por último, no se identificó una relación con el lugar de residencia, es decir que el nivel de felicidad y satisfacción de los individuos no está relacionado con la ciudad o departamento en donde residan.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?