| 5/30/2013 9:15:00 AM

¿Qué significa el ingreso a la OCDE?

Colombia es el primer país en ser invitado desde el 2007 y el primero en ser aceptado en corto tiempo, el proceso demoró dos años y medio.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, además de hacer el anuncio sobre la invitación de Colombia a la OCDE, fue el encargado de explicar la importancia que tiene ser parte de ese ‘club’.

Son 34 países los que hacen parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y están considerados como los mejores en buenas prácticas para desarrollar las políticas de desarrollo en sus respectivas naciones.

“Tienen las mejores prácticas económicas, sociales y de gobernabilidad en el mundo. Allí están los países con mejores perspectivas y mejores desempeños”, indicó.

De acuerdo con santos, la invitación se interpreta como un reconocimiento a los logros del país en materia económica, “es un reflejo de la transformación del país y un espaldarazo a la tarea que estamos realizando”, enfatizó el mandatario.

Agregó que el ingreso se deberá traducir en la mejora de las políticas públicas, “nos mediremos con estándares internacionales, habrá más confianza de los inversionistas, que se pondría traducir en más empleo”.

El ser parte de los países miembros de la OCDE significa además que Colombia continúa ingresando a los escenarios mundiales y que todos los ojos estarán puestos en la Nación.

Aclara el jefe de Estado que la organización no le dirá la país qué hacer sino cómo ejecutar los planes del Gobierno de la mejor manera.

“Nos aceptaron en la mejor universidad pero nos hace falta una hoja de ruta para mejorara nuestras políticas públicas, pero el estar como miembro es un orgullo, porque no a cualquier país lo invitan a formar parte de la organización”.

El ingreso de Colombia a la OCDE es tan importante como obtener el grado de inversión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?