| 12/17/2015 12:05:00 AM

¿Qué prepara el cambio climático para Colombia en el 2016?

Colombia esta en la lista de los países más vulnerables al cambio climático. El Fenomeno del Niño es solo una prueba de lo que puede suceder si el país no se prepara y desarrolla estrategias eficientes para combatir la contaminación.

El Fenómeno del Niño que actualmente golpea al país ha sido catalogado como uno de los más severos desde el observado entre 1997 y 1998, según el Ideam. Es necesario recordar que el Niño es un fenómeno natural de variabilidad climática, es decir, sucederá con o sin cambio climático.

Sin embargo, ya se ha comprado que la variación del clima mundial puede fortalecer este fenómeno haciéndolo más duradero y muchas veces más “agresivo”. Y en realidad, el país ya presenta algunos indicadores bastante alarmantes.

Según la Presidencia de la República, hasta el momento se han identificado 285 (25,8% del total) municipios que presentan desabastecimiento de agua por efecto de la reducción de las precipitaciones.

Lea también: El deterioro de los páramos, una cicatriz imborrable para la economía

Aproximadamente 261.325 hectáreas agrícolas están afectadas y cerca de 67.167 animales pecuarios se han visto perjudicados. Además, hasta la fecha fueron registrados 3.985 incendios forestales gracias a las altas temperaturas afectando más de 100.000 hectáreas.

Indirectamente, según algunos analistas económicos menores rendimientos agrícolas han afectado el precio de algunos alimentos, en especial aquellos producidos en la región caribe y la zona centro-norte.

2015: posiblemente el año más cálido jamás registrado


Según, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) el cambio climático cruza umbrales simbólicos y provoca fenómenos meteorológicos extremos. Es probable que al finalizar este año la tierra sea 1°C más cálida por encima de los niveles preindustriales.

Los años 2011 a 2015 han sido el quinquenio más cálido del que se tienen datos con varios episodios climáticos extremos, especialmente olas de calor. Además, la temperatura media mundial de la superficie del mar ya alcanzo niveles nunca antes vistos.

Como se esperaba, uno de los grandes responsables de esta tendencia es El Niño. Lo complicado del asunto es que aún no ha alcanzado su nivel máximo, es decir, aun esta en fase de desarrollo.

El Niño ya muestra su peor cara


El pasado noviembre según la OMM, El Niño alcanzo su máxima intensidad y se espera que se extienda hasta finales de enero de 2016. Posteriormente se desacelerara y se espera que el fenómeno termine en junio.

Las mejores estimaciones globales prevén que en este lapso de tiempo, México, Ecuador, el sureste de Brasil y el Cono Sur experimenten mayores probabilidades de lluvia que se pueden traducir en inundaciones con fuertes impactos negativos en cultivos y proyectos de construcción.

Del otro lado, Centroamérica, Venezuela, el norte de Colombia y Brasil, así como la zona norte de Chile y los llanos orientales de Bolivia experimentarían grandes periodos de sequía.

Como explica la coordinadora de Cambio Climático de Fondo Acción, Elizabeth Valenzuela Camacho, “las pérdidas de deforestación provocadas por el cambio climático no las sentimos hoy sino que se verán en unos años”. Muchos de los problemas ambientales que tenemos hoy, son consecuencia de las decisiones incorrectas que tomamos hace unos años”.

Lea también: Finanzas por el clima: ¿debería importarnos?

En otras palabras, si en los proximos 5 años se observan consecuencias de gravedad en la economía nacional gracias al cambio climático seran resultado de las desciones tomadas en el próximo año.

El reto para evitar que en 2016 las consecuencias del cambio climático continúen aumentando, es grande. La meta como es tal es evitar que la temperatura aumente más de 2°C en el año 2030. Colombia ya se ha comprometido a reducir sus emisiones en un 20% para ese año.

Sectores responsables y vulnerables


Hay que recordar que Colombia se encuentra entre los países más vulnerables al cambio climático no solo en América Latina si no del mundo, según el Departamento Nacional de Planeación (DNP). Según el director general del DNP, Simón Gaviria, “No adaptarnos (al cambio climático) implicaría que el PIB de Colombia cada año fuera 0,49% menor”. Esto, es el equivalente a tener cada 4 años una Ola Invernal como la de La Niña 2010-2011.

Según estudios del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) entre los sectores más vulnerables a efectos del Fenómeno del Niño se encuentran la agricultura, la ganadería, el sector hidroeléctrico y la explotación forestal.

Lo que es interesante es que también son los principales contribuyentes a la contaminación. Cómo afirma Valenzuela “el principal sector que genera emisiones en Colombia es el forestal, agropecuario y otros usos del suelo siendo responsable del 58% de las emisiones”.

Y si bien es evidente que los efectos hasta el momento sobre estos sectores ha reducido la oferta alimentaria en especial en la zona caribe elevando considerablemente los precios de los alimentos y algunos insumos de la agroindustria, los planes de acción están listos.

Además, “es clave que los municipios tengan en cuenta cuáles son las zonas vulnerables, qué áreas deben protegerse y con la información disponible, pero orientados por el principio de precaución, tomen medidas concretas en la reglamentación del uso del suelo” afirma Valenzuela.

“Los efectos del cambio climático son reales, pero si tuviéramos protegidos los nacimientos y fuentes de agua, si pensáramos en otras fuentes de energía para las zonas no interconectadas, si optáramos por reutilizar materiales antes que enterrarlos en un relleno sanitario o una escombrera, quizá las consecuencias no serían tan severas” concluye.

Este definitivamente es un llamado para actuar lo más pronto posible si se quieren evitar episodios como los que actualmente estan sucediendo en un país donde tan solo el 3% de los municipios tiene en sus Planes de Ordentamiento Territorial (POT) el acercamiento departamental y mediciones de impacto climático.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?