| 12/21/2016 12:01:00 AM

Que Francia descubra la Colombia moderna

El año Francia-Colombia, que inicia este mes y que se extiende por todo el 2017, es una gran oportunidad para mostrarle a ese país todo el potencial que tenemos con el propósito de aumentar la relación comercial con ese mercado y de atraer más capitales.

Esa relación se encuentra hoy sustentada en el Acuerdo Comercial que tenemos con la Unión Europea, dentro de la cual está Francia, y que está vigente desde agosto del 2013. Dentro de esa región, de la que hacen parte 28 países, Francia es hoy nuestro octavo destino de las exportaciones que hacemos a esa parte del mundo.

Las exportaciones no minero energéticas hoy representan el 58% de nuestras ventas a ese país, es decir US$ 58,2 millones en los primeros diez meses de este año.

Café, crustáceos, dátiles, piñas, aguacates, guayabas, mangos, extractos y esencias de café, azúcar de caña, bananos, flores, aparatos de medicina, conjuntos, chaquetas, pantalones, manteca, grasas, aceites y bisutería, hacen parte de los productos que exportamos a ese mercado.

Para incrementar aún más nuestras ventas, el posicionamiento que tendrá el país por medio del año Francia-Colombia, será importante en la promoción comercial que aprovecharemos en un trabajo conjunto del Gobierno con los empresarios.

Los empresarios y consumidores franceses conocerán la Colombia moderna que es referente ahora gracias a la paz. Para sacar provecho de la oportunidad, con nuestra Política de Desarrollo Productivo priorizamos los sectores que impulsarán las cadenas productivas que le permitan al conjunto del aparato empresarial transformar bienes y agregar valor para aumentar la oferta de nuestra canasta exportadora.

Francia es un importante proveedor para los empresarios colombianos. Las compras que se hicieron a ese mercado en 2016 suman hasta el momento US$ 631,3 millones, representados principalmente en maquinaria y equipos y química básica.

Aviones, helicópteros, partes y accesorios para vehículos, convertidores eléctricos, centrifugadoras, medicamentos, sangre humana e insecticidas, están dentro de los bienes que les compramos.

La relación que tenemos con Francia va más allá. Es uno de los países exportadores de inversión extranjera directa de innovación y uno de los socios estratégicos para Colombia en esta materia. Entre el 2010 y lo corrido de 2016, desde ese país aterrizaron en Colombia US$1.588,3 millones, que representaron la creación de 18.500 empleos.

Turismo, retail, infraestructura de obras civiles, químicos, inmobiliario, industrias creativas, metalmecánica, farmacéutico, servicios de tecnologías de la información y las telecomunicaciones, servicios financieros, cosméticos y artículos de aseo, transporte y logística y textiles y confecciones, entre otros, son los sectores en los que han invertido los empresarios franceses.

Vamos por más. Para atraer más capitales y ofrecerles una cancha de juego equilibrada, negociamos un acuerdo para el fomento y la protección recíproca de inversión, al que le faltan dos debates en el Congreso de la República para que se incorpore a la legislación colombiana.

Este acuerdo ofrece no discriminación entre inversionistas ni inversiones; tratamiento justo y equitativo y la prohibición de expropiación sin una compensación pronta, adecuada y efectiva. Esto nos ayudará a que más capitales franceses lleguen a Colombia.

Este Año Francia-Colombia, además de estrechar los lazos comerciales y la amistad entre dos pueblos, es una gran oportunidad comercial. Los invito a aprovecharla.

Por: María Claudia Lacouture, Ministra de Comercio, Industria y Turismo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 526

PORTADA

Estas son las pymes más ganadoras de Colombia en 2017

Las pequeñas y medianas empresas se ratifican como las locomotoras del país, no solo por su aporte al empleo, sino porque su menor tamaño les permite capotear mejor la desaceleración. Estas son las que más facturan.