| 7/24/2015 9:00:00 AM

¿Qué es lo que está pasando con el dólar?

Mientras el gobierno piensa en atraer inversión extranjera haciendo más atractivo los impuestos para invertir en TES, el dólar se trepa. ¿Cuál es el problema de fondo?

Empecemos por el cierre de fin de año en 2014. Así es la cruda realidad, el país tuvo un fuerte deterioro de su balanza comercial. Sus ingresos cayeron por culpa del precio del petróleo que se desplomó entre julio y diciembre. Pero otra forma de verlo, indica que el país está incurso en un serio lío industrial. La mejor foto a finales del 2014 retrata cómo el país tuvo un déficit de la balanza comercial de la industria de casi US$39.100 millones. Esto es superior al 10% del producto interno bruto (PIB).


Fuente: DANE, cálculos Dinero

Ahora miremos qué ha pasado en 2015. A lo largo del año se ha venido descartando que pueda haber un repunte sustancial en el precio del petróleo. Al mismo tiempo se ha confirmado un crecimiento de los socios comerciales de Colombia en promedio inferior al del 2014. Finalmente, aún con el fuerte aumento de la tasa de cambio, ni la demanda de bienes exportados por Colombia repunta, como tampoco la demanda de los colombianos por bienes importados disminuye. Es decir, la tasa de cambio no genera una compensación en la caída en los precios del  petróleo en el comercio exterior. Una forma de ilustrarlo es que prácticamente a mayo, el país ya tiene un déficit 4 veces el de hace un año. Con un déficit de US$6.000 millones a mayo, el monto es similar al que tuvo en todo 2014. Esto se explica porque mientras las exportaciones caen un 31% en el año, las importaciones caen apenas un 10%. Y la foto más clara es que a mayo el déficit comercial de la industria es superior a los US$14.000 millones


Fuente: DANE, cálculos Dinero

En conclusión: La fortaleza mundial del dólar ante posibles aumentos en las tasas de interés de la Reserva Federal, las bajas cotizaciones del petróleo y el deterioro político-económico en Brasil no podían llegar en peor momento. Ante tan delicado entorno global, las cuentas de comercio internacional de bienes y la complejísima situación en que se encuentra la industria colombiana llevan a que la tendencia de la tasa de cambio sea alcista. Pero especialmente, hasta dónde pueda llegar la tasa de cambio se hace mucho más imprevisible que lo que suele ser predecir el precio del dólar.

Se tendrá que revisar en más detalle con qué tipo de tasa de cambio realmente el país  logra aumentar en forma considerable sus exportaciones industriales o cuál nivel del dólar hace que sea obligatorio reducir a una mayor velocidad las importaciones. Claramente, a mayo de este año un nivel de 2.500 no ha hecho ni lo uno ni lo otro.

Claro, siempre queda la duda de si igual la cuenta financiera, a través de la inversión extranjera o endeudamiento externo, hace viable el desequilibrio externo con que arrastra ahora el país. Eso es lo que pretende en parte el gobierno con la idea de disminuir el impuesto de ganancia ocasional en inversiones que hagan atractivos los de Títulos de Deuda Pública (TES) para los extranjeros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?