| 9/1/2015 5:00:00 AM

Un ejemplo a seguir en el corazón del Valle del Cauca

Innovación, productividad, cuidado del medio ambiente y una gran apuesta por el desarrollo del departamento del pacifico hacen a Riopaila Castilla un modelo empresarial sostenible y exitoso.

Si hay empresas en Colombia que dirigen importantes proyectos sociales, sostienen su compromiso con el medio ambiente y dirigen continuos programas de expansión sin dejar de lado un importante retorno de utilidades, Riopaila Castilla S.A. se encuentra en su lista.

Con aproximadamente el 22,7% de participación en la producción nacional de azúcar y más de $737.000 millones en ingresos durante 2014, la productora azucarera se convierte en la más grande del país y desde sus comienzos ha instaurado fuertes políticas enfocadas a mejorar la productividad industrial en beneficio del progreso del departamento en el que se encuentra.

Un claro ejemplo de esta iniciativa que ha perdurado desde la fundación de la compañía como Ingenio Riopaila S.A. en 1918 por el empresario vallecaucano Hernando Caicedo, son las dos nuevas plantas emblema: La destilería de alcohol carburante más grande del mundo y la cogeneradora de energía.

Una inversión para el desarrollo

Estas dos nuevas plantas, calificadas por el presidente de la compañía Djalma Teixeira De Lima Filho como “la materialización de un deseo que viene desde los orígenes de la empresa: contribuir con el desarrollo del país” que además de contribuir con el futuro desarrollo de la empresa tienen un interesante impacto práctico y simbólico en diferentes objetivos tanto departamentales como nacionales.

Como parte de su contribución al desarrollo del Valle del Cauca, Teixeira afirma que ingresaran aproximadamente $1.200 millones en impuestos de Industria y Comercio en el primer año de operación del proyecto.

Etanol, alternativa ambientalmente sostenible


La Destilería Riopaila, que tendrá una capacidad de producción de 400.000 litros de alcohol anhidro carburante (etanol) diaria, (aproximadamente 110 millones anuales) funcionará utilizando como materia prima el jugo claro y miel B de caña. El costo de la planta fue de US$74 millones.

Adicionalmente, durante el proceso entra en juego la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Industriales cumpliendo de esta manera con la legislación ambiental.

Este proyecto según Teixeira, es un importante aporte a la reducción de la dependencia del país de los combustibles fósiles y a la conservación de fuentes de energías no renovables del país como el petróleo, contribuyendo así a la seguridad energética nacional.

El etanol es un biocombustible donde el 85% de este se degrada a los 28 días y puede reducir hasta en un 74% las emisiones de gases, según el Ministerio de Minas y Energía. También, al ser etanol de caña de azúcar es mucho más eficiente que el generado por otros tipos de cultivos dando una ventaja competitiva al país.



Destilería Riopaila, Fuente Riopaila Castilla

Energía autosuficiente


Para la Cogeneradora de Energía Eléctrica se invirtieron US$59 millones. Se espera que tenga una capacidad de 36,2 megavatios (MW) al año. Este proyecto persigue las metas del gobierno nacional reducir los costos energéticos de las empresas para aumentar la competitividad industrial, explica el presidente de Riopaila.

De la producción total, luego de autoabastecerse, contara con 3 MW que suministrara a EPM y un excedente de 11,2 MW para comercializar energía al Sistema de Interconexión Nacional (SIN) entregando a la red pública 10.000 Mwh mensuales suficiente para sostener una ciudad de 400.000 habitantes.



Planta de Cogeneración, Fuente Riopaila Castilla

Lo innovador de la cogeneradora es que su función principal es generar vapor de alta presión utilizando como insumos agua purificada y como combustible el bagazo que son las cascaras resultantes luego de extraer e contenido de la caña de azúcar. De esta forma, pueden alcanzarse eficiencias energéticas de hasta el 70%.

En persecución de la seguridad alimentaria


Además de los 1.200 empleos creados durante la construcción y los 53 que se formaran en el funcionamiento de las plantas se sumaran más de 4.000 empleos directos y 300 indirectos en los futuros proyectos que espera realizar la compañía con los planes de siembra adicional.

Serán 10.000 hectáreas en palma y 20.000 hectáreas en granos que contribuirán a la seguridad alimentaria del país y reducirán la necesidad de importar alimentos para el consumo nacional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?