| 6/5/2017 2:43:00 PM

Los inconvenientes que tiene el proyecto de valorización de Bogotá

Desde el Concejo de Bogotá se han manifestado ponencias negativas con relación al proyecto de valorización del alcalde mayor Enrique Peñalosa que busca recaudar $1,3 billones. Cabildantes afirman que el plan presentado por el Distrito presenta falencias.

Los concejales de Bogotá Nelson Castro y Roger Carrillo han manifestado sus ponencias negativas con relación al proyecto de valorización que busca recaudar $1,3 billones para la elaboración de estudios y diseños de ingeniería, la adquisición predial y la construcción del plan  de obras en 4 ejes de la ciudad.

Para Carrillo el proyecto presenta inconvenientes de carácter legal, político, técnico y económico, dentro de los cuales destaca como “el más preocupante” la afectación que tendrían los contribuyentes de estrato 4 calculados en 157.912 predios.

El estrato 4 representa el 52% de los contribuyentes, serán 157.912 familias que verán afectadas sus finanzas por cuenta de este posible cobro, que aunado a la reciente simplificación tributaria, los convierte en el más impactado de manera negativa”, comunicó el cabildante al afirmar que esta clase social soporta de manera reiterada cobros y aumentos tarifarios, tanto en las modificaciones del impuesto predial, y para este caso la valorización.

También le puede interesar: Empiezan los vencimientos de impuestos nacionales

Por su parte el concejal Castro afirma que en Bogotá en los últimos 27 años se han venido haciendo cobros por valorización que buscan el desarrollo en zonas de influencia, no obstante agrega que hay una gran lista de planes que no se han ejecutado a razón de planificación estratégica y proyección financiera sin la técnica adecuada.

Para este cabildante la lista de consecuencias que generan estas fallas es amplia.

Según Castro, estas se ven reflejadas en el desfinanciamiento de los planes de obra, obras inconclusas o congeladas, retrasos y sobrecostos, pérdida de credibilidad en la institucionalidad, generación de un impacto fiscal negativo, detrimento patrimonial, generación de problemas sociales como inseguridad, insalubridad en las zonas abandonadas y el defraudar la confianza depositada por los contribuyentes que buscan con su aporte mejorar su calidad de vida.

Precisamente al hablar de esta última problemática, en el orden jurídico Carrillo asegura que no se viene cumpliendo el estatuto de valorización  que estipula un plazo de dos años para dar inicio a las obras.

Desconfianza

Según un informe entregado por el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) en Bogotá para el año 2005 se contempló ejecutar 137 proyectos que incluían 16 parques a cargo del Instituto  Distrital para la Recreación y Deporte (Idrd), de los cuales 26 fueron excluidos a ejecutarse con otras fuentes de financiación.

A estos 137 proyectos se sumaron 3 entre los años 2009 y 2013 para un total de 140 obras, de las cuales 86, que equivalen al 61%, fueron  excluidas o eliminadas dejando un saldo de 54. A la fecha 40 obras se han ejecutado y 14 se encuentran pendientes.  

Hemos encontrado falencias de todo tipo, por ejemplo al hacer un muestreo con 18 obras terminadas, notamos que si sumamos las prórrogas de todos estos contratos, estaríamos hablando de 120 meses de retrasos, es decir que la ejecución de estos contratos acumuló un retraso de 10 años, en estas 18 obras, se realizaron 40 prorrogas, 13  adiciones y 9 actas de mayores cantidades de obra, el costo inicial  proyectado de las mismas suman alrededor de $200.000 millones y el costo final tuvo un incremento del 35% o sea $270.000 lo que muestra la mala planeación e ineficiencia administrativa,” dijo Carrillo.

Le sugerimos leer: Nivel de desconfianza en las instituciones cae 12% en 2017

A lo anterior agrega este concejal que luego de revisar 6 de los nuevos proyectos se evidencian errores de gestión predial afirmando que faltan 31 predios por adquirir, lo que para él se traduce como una muestra del fortalecimiento que necesita el IDU en materia de planeación, ejecución, supervisión y gestión, lo que reitera la desconfianza del contribuyente.

Falta de participación ciudadana

Para Carrillo se han incumplido leyes que permiten la participación ciudadana en procesos de valorización. Este cabildante cita el Acuerdo 7 de 1987 que determina la participación ciudadana en cuanto a predios para el cobro de valorización por beneficio local y general.

Le sugerimos leer: IVA y renta impulsaron el recaudo de impuestos en abril

Lo anterior, según lo informado por Carrillo a este medio, se ejecuta mediante unos mecanismos de participación ciudadana según la Ley 134 de 1994 y la Ley Estatutaria 1757 de 2015.

No se puede confundir la veeduría ciudadana que, según el artículo 1º de la Ley 850 de 2003, es un mecanismo democrático de representación, con la participación democrática en las actividades que conforman la acción urbanística”, afirma Carrillo.

Falta de recursos económicos de los capitalinos

Según un análisis macroeconómico que hizo el cabildante Castro, “las finanzas de los capitalinos no son las mejores, toda vez que el efecto de la política macroeconómica del Gobierno Nacional está generando menores ingresos a los industriales, comerciantes y ciudadanos”, afirma el concejal al calificar como inoportuna una nueva contribución por valor local.

Castro añade que la simplificación del método a partir del cual se determinó la contribución adolece de una metodología aprobada que permita consultar la capacidad de pago del contribuyente.

En la ponencia presentada por Castro también se señala la falta de garantías que tienen los contribuyentes cuyos bienes están clasificados como de uso comercial, por ejemplo una tienda de barrio o un taller de mecánica que esté ubicado en estratos 1, 2 y 3, quienes serían eximidos del pago, este año es posible que deban pagar el tributo.

A lo anterior recalca el cabildante que los contribuyentes carecen  de una pedagogía adecuada que les permita conocer la metodología de cobro, alternativas y calendarios de pago.

¿Cuáles son los ejes en Bogotá que se verán impactados por esta valorización?

Según un informe entregado por el IDU son 4 los ejes que se verán impactados por este proyecto.

Eje Oriental El Centro

En esta zona se encuentran las localidades de Usaquén y Chapinero, en total son 263.459 los predios contribuyentes que se espera aportarán  $623.526 millones.

Eje Córdoba

Aquí se encuentra ubicada la localidad de Suba contando con 102.956 predios contribuyentes que aportarían $38.919 millones.

Eje San Francisco

Fontibón, Teusaquillo y Puente Aranda son las localidades que se ubican en este eje con un total de 38.919 predios contribuyentes gracias a los cuales se  recaudarían $115.600 millones.

Zona Industrial

11.061 son los predios contribuyentes que se encuentran ubicados en esta zona compuesta por las localidades Fontibón y Puente Aranda. Se proyecta que el recaudo para este caso sea de $275.400 millones.

El IDU aclaró que el valor de contribución que tendrá cada predio varía dependiendo del avalúo que tenga la propiedad, la distancia con relación a la obra financiada y el número de propiedades contribuyentes de la zona.

Lea también: Circo e impuestos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.