| 4/22/2014 6:50:00 AM

Sector comercio al galope

Las proyecciones son optimistas y se espera un mayor crecimiento para 2014 por los TLC y la expansión de las grandes superficies. El comercio minorista será protagonista.

La economía colombiana durante 2013 registró un crecimiento aceptable incluso por encima de otros países de la región latinoamericana.

Esto se dio gracias al buen comportamiento de varios sectores entre ellos, la minería, el sistema financiero y por último el comercio.

Otros se mantuvieron en cifras positivas pero con leves crecimientos que no se vieron reflejados en el Producto Interno Bruto, PIB, del país, sin contar con el pobre desempeño de la industria.

Pero el sector comercio registró etapas de crecimiento en su mayoría en línea con las obtenidas durante 2012, de acuerdo con las cifras del Dane.

Los pronósticos para este sector que terminó un año favorable son las mejores y se espera una mejora en los indicadores para 2014.

Por ejemplo, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, considera que para el año el sector comercio crecerá a una tasa del 5.2% en el acumulado en doce meses (sin incluir vehículos), cifra superior a la exhibida un año atrás.

En línea con dicho desempeño, el PIB del sector comercio y turismo, jalonado por el comportamiento del comercio minorista, pasaría de crecer del 4.3% real anual en 2013 hasta un 4.6% en 2014.

Según la agremiación las perspectivas son positivas y entre los factores estructurales que pueden impulsar las ventas minoristas sobresalen los tratados de libre comercio que se han venido consolidando al cierre de 2013.

Estos acuerdos comerciales suscritos por Colombia en años anteriores han incrementado de forma importante la oferta de bienes de consumo.

De igual forma favorece la continua expansión de las grandes superficies provenientes de países como Chile, España y Portugal, tanto en las principales ciudades del país como en las ciudades intermedias.

Así mismo, la consolidación del crecimiento en la demanda por bienes durables (principales dinamizadores del sector) por parte de los hogares, serán un factor clave de crecimiento.

Sin embargo, Anif manifiesta que será importante monitorear algunas variables que puedan convertirse en potenciales factores de desaceleración del sector en este 2014.

Entre ellos sobresalen la devaluación proyectada de la tasa de cambio peso/dólar de hasta el 6% anual, que encarecería los bienes de consumo importados; y la tendencia de la confianza del consumidor, para determinar si el comportamiento de febrero de 2014 fue coyuntural o significa un punto de inflexión en la dinámica de los hogares.

Confianza

Algunos indicadores líderes del sector también muestran un optimismo moderado para 2014. Por un lado, el indicador de confianza de los consumidores, calculado por Fedesarrollo, mostró cinco meses de crecimientos entre septiembre de 2013 (14.6 en el balance de respuestas) y enero de 2014 (26.6).

En febrero de 2014 (15.7), aunque se evidencia una desaceleración frente a enero, el nivel es todavía superior al de un año atrás (14.9).

Además pareciera, según Anif, que la desaceleración se debe a un dato puntual en la ciudad de Medellín (-2.7), en donde la confianza del consumidor se ha visto minada, en buena medida, por la incertidumbre generada por los incidentes del edificio Space en octubre de 2013.

Por otro lado, en el plano crediticio, aunque se observa una desaceleración, pues el stock de cartera total pasó del 12.5% enero de 2013 a 10.9% en enero de 2014, dicha cifra luce saludable y permite mantener la profundización financiera (pues representa una mayor expansión que la del PIB nominal).

No obstante habrá que esperar la tendencia que se presente y las futuras encuestas sobre la confianza del sector comercial para lo que resta del año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?