| 8/25/2015 5:00:00 AM

El dólar divide al mundo, también a las apuestas económicas

Alberto Bernal y Manuel Restrepo reconocen que la situación global es muy delicada y afectará negativamente a Colombia, sin embargo tienen discrepancias del tipo de choque externo y su duración. Aquí el contraste de ideas.

Los directivos de XP Securities, Manuel Restrepo, y de Bulltick, Alberto Bernal, hablaron con Dinero por separado sobre el escenario externo y sus implicaciones para Colombia en un momento en que las empresas colombianas se aprestan a realizar sus presupuestos y la coyuntura externa se ha vuelto compleja y volátil.

“La subida de tasas (de la Reserva Federal –FED-) va generar un escenario más desafiante para América Latina y Colombia, sea en septiembre o diciembre”, según Manuel Restrepo. En XP Securities consideran de tiempo atrás que el primer aumento será en septiembre. Una de las razones es el decente crecimiento y la recuperación de la vivienda y del empleo aun a pesar de la fortaleza del dólar, la desaceleración de China y las caídas en los precios de materias primas.

Por su parte, Alberto Bernal lee el contexto en forma diferente. “Lo grave (aun sin la subida) es la tormenta de los mercados. La creciente aversión del riesgo está anticipando que el mundo va a volver a caer en deflación”.

Para Bulltick no es cierto que la economía americana sea tan fuerte que pueda resistir la fortaleza del dólar. “Quienes defienden la solidez de la economía americana no contemplan que está cayendo la expectativa de inflación futura, colapsando de 2,25% a 1,1%. La menor expectativa indica que se espera una situación más frágil del consumidor americano” agrega.

Manuel Restrepo resalta que “los modelos de la FED indican que la entidad debió subir sus tasas incluso ya hace un tiempo, más precisamente en diciembre de 2014”.  En XP Securities entienden que “la Reserva Federal esta afanada en terminar con el exceso de los últimos 5 años donde han aumentado en forma considerable las acciones, otros activos están inflados o hay la potencial formación de una burbuja”.

Para Alberto Bernal, subir las tasas de interés en un contexto de riesgos de deflación mundial por la caída en los precios de las materias primas “seria como meterle gasolina a un bosque en llamas”.

Si  la FED no sube en septiembre, ¿subiría en diciembre? La discusión central está en si la FED se mantiene dentro del mandato de inflación y crecimiento económico, porque “si sube las tasas de interés hoy con la inflación cayendo tiene que justificarlo diciendo que después de 7 años de tasas al 0% se arriesga la estabilidad financiera por el aumento en los precios de los activos” y enfatiza que no cree que se cambie la base de la regla monetaria en Estados Unidos.

Algunas voces en Colombia han señalado que la subida de tasas de la FED esta descontada y que para Colombia sería más un ligero vendaval.  Manuel Restrepo opina diferente. El efecto previsto desde hace unos meses implica mayores tasas de interés de los bonos del tesoro americano y una corrección en los precios de las acciones, con un probable nivel de pánico que afectaría los mercados como se observó ya en China y Europa pues “el motor principal de las acciones ha sido la liquidez que se empezará a recortar”.

El escenario adverso para América Latina no es transitorio, es más estructural, advierte el directivo de XP Securities. Desde hace meses la firma esperaba la tasa de cambio por encima de  los $3.000 pero Colombia no es el único caso “pues igual pasa con tasas de cambio que no se imaginaban hace unos años en Brasil y México”. Considera que “estamos en un escenario retador para los bancos centrales que tendrán que acompañar el aumento en las tasas de interés de la FED presionando más a sus economías que por materias primas ya están debilitadas, afectando los bonos soberanos y las acciones locales”.

En XP Securities lo describen como la tormenta perfecta porque la subida de tasas, la desaceleración de China y la fortaleza del dólar no van a cambiar, son todos negativos para la región y los países dependientes de materias primas.

Pero Alberto Bernal no cree en la fortaleza del dólar. “Quienes respaldan la sostenibilidad del dólar fuerte creen que la gasolina a US$1 ayudará a un fuerte aumento del consumo. De ser cierto, con el petróleo a US$30 la tasa de cambio en Colombia llegará a $3.700 o $3.800  y Colombia entraría en recesión pero yo creo que no, porque si el consumo estuviera mejorando, la inflación no estaría cayendo como está cayendo”.

Bernal espera más anuncios de estímulo monetario y fiscal en China, en Japón, en Europa y que desaparezca la discusión de subidas de tasas de interés en Estados Unidos hasta marzo de 2016, y que haya una recuperación en los precios del petróleo.

“La creciente aversión de riesgo genera mayores problemas para la industria petrolera, a estos precios habrá quiebras así como una caída fuerte en la producción de petróleo generando un mayor incremento en los precios” vaticina.

Por lo mismo, no ve una alta probabilidad de que Colombia enfrente una recesión en 2016. Más bien espera que la Reserva Federal se eche para atrás “por lo que los grandes montos de liquidez volverán a entrar con países que no tienen riesgos de default de su deuda como Brasil, Perú, Chile y Colombia”. Bernal culmina señalando que espera que la tasa de cambio regrese a $2.600.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?