| 8/16/2017 12:17:00 PM

Colombia se recupera pero crecerá 1,6% este año: Citibank

El resultado del PIB del segundo semestre en el país obligó a que el Citi bajara su perspectiva de crecimiento para este año en el país desde 1,8% hasta 1,6%, aunque es optimista sobre su recuperación.

Un crecimiento de 1,2% en el primer trimestre y de 1,3% en el segundo trimestre, obligaría a que el país se recupere rápidamente hasta alcanzar cerca de 2% en el tercer trimestre y un resultado similar en el último cuarto de año. Solo así se podría cumplir la expectativa de 2% de PIB que tiene el Gobierno, pero la cosa no es tan sencilla según los análisis del Citibank.

De acuerdo con Munir Jalil, analista económico del Citibank, un PIB de 2,4% es muy posible en el cuarto trimestre pero no en el tercero pues si bien el país en efecto registra una recuperación en su economía, la aceleración del tercer trimestre no es tan fácil.

Jalil agregó que el sector financiero ha mostrado más resistencia de lo que se esperaba, mientras que el sector construcción sigue dinámico en el segmento de obras públicas y debería dinamizarse aún más antes de noviembre cuando empiece la Ley de Garantías.

Sin embargo, el sector de agricultura, que ha sido por ahora el de mayor crecimiento, tuvo una desaceleración entre el primer trimestre cuando creció 7,7% y el segundo trimestre cuando lo hizo en apenas 4,4%, mientras que la industria de manufactura tiene menor crecimiento del esperado inicialmente e incluso presenta un registro negativo.

La revisión a la baja del PIB para este año llevó también a una revisión a la baja del pronóstico de crecimiento económico para el próximo año, que el Citibank pasó de 2,8% hasta 2,5%.

Puede interesarle: MinHacienda confía en la mejora de la economía pero está preocupado con la industria

Sin embargo, Jalil destacó que las campañas elecciones y los comicios electorales que se realizarán el próximo año llegan en un momento oportuno para la economía ya que los discursos de los candidatos tanto al Congreso como a la presidencia llegarán cargados de promesas que le levantarán el ánimo a los consumidores nacionales y esto resultará en un mayor consumo que ayude a dinamizar la economía nacional.

Por otro lado, el Citibank confía en que la inflación terminará el año en el 4% o incluso por debajo, ya que la desaceleración de la economía lleva a un descenso mayor de las presiones de demanda que a su vez presiona a la baja todos los precios.

Además destacó Jalil que “los productores no pasaron por completo el aumento del IVA a los consumidores. El impacto del iva se calculaba en 1,2% sobre el PIB y apenas va en 0,2% por debilidad de la demanda. Para el 2018 la inflación será aún menor por disminución incluso de inflación en indexados”.

Toda esa situación llevaría a otra disminución de 25 básicos en la tasa de interés en agosto y sería el último ajuste que haga el Banco de la República en política monetaria, a menos que los datos del tercer trimestre sean demasiado negativos.

De lo contrario, la tasa de interés se mantendría estable el resto del año y con posibilidad de disminuciones adicionales en el 2018 hasta 4,5%, si se ven más disminuciones de inflación que garanticen el 3%.

Lea también: Cinco cosas que el Gobierno no pensó al cambiar la tasa de usura

“Ahora nadie sabe cuánto es el PIB potencial del país, si puede ser 3% y la inflación el otro año regresa a la meta, sumado a que el crecimiento 2018 es de 2,5%, no habría suficientes presiones de demanda por lo que el Emisor podría bajar la tasa de interés”, explicó Munir Jalil.

La advertencia

Sin embargo hay algo que sí preocupa a los analistas internacionales y a las calificadoras de riesgo, que de hecho ya lo han advertido: el cumplimiento de la Regla Fiscal.

Esta norma indica que entre 2016 y 2018 el déficit fiscal del país debía disminuir en total 0,9 puntos porcentuales desde el 3,8% que se vio en el 2016 hasta el 3,1% que se proyecta para el 2018, pero para el 2019, el país tendría que hacer un nuevo ajuste de 0,9 puntos porcentuales hasta 2,2% y dicha exigencia parece demasiado alta para cumplir en apenas 12 meses.

Si bien las calificadoras de riesgos no cambiarán la calificación de inversión del país hasta ver al nuevo presidente y sus propuestas, es decir hasta el segundo semestre del 2018, la meta de la Regla Fiscal significa o que esta se cambie lo que golpearía fuertemente la confianza inversionista o que se presente otra reforma tributaria, en un país en el que cada dos años se modifica el régimen impositivo.

Recomendado: Nuevo campanazo de Fitch para Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.