| 9/18/2017 12:46:00 PM

El récord de la industria en julio es un 'espejismo' de la realidad del sector

A pesar de que la industria registró cifras récord en julio pasado frente al mismo período de 2016, la realidad es que ese indicador tiene una explicación estadística pues se está comparando con el mes durante el cual se llevó a cabo el “paro camionero”.

Así lo explicó la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) en su Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC), en la cual concluye que “entre enero y julio no hay crecimiento industrial”.

En el informe, en el que sugiere un estancamiento de la actividad manufacturera, explica que a pesar del buen resultado de julio “la tendencia de bajo desempeño observada durante todo este año se mantiene”.

Visite: Industria registra récord de la década en julio

“La producción y las ventas aún no despegan, los inventarios permanecen en niveles altos y el clima de los negocios se mantiene en uno de sus más bajos niveles en los últimos años”, explica la encuesta.

Entre enero y julio de este año, la producción industrial registró un comportamiento estable (crecimiento de 0%) mientras que las ventas totales registraron un crecimiento de apenas 0,7% frente al mismo período de 2016.

El informe, que se realiza con el apoyo de Acicam; Acoplásticos; Andigraf, Camacol y la Cámara Colombiana del Libro, muestra que en el período de análisis las ventas hacia el mercado interno cayeron -1,2%.

“En el año inmediatamente anterior, estas tasas eran de 4,1% (producción industrial), 3,2% (ventas totales) y 4,5% (ventas hacia el mercado interno)”, agrega el documento.

Así mismo, señala que, excluyendo el subsector de refinación de petróleo, las variaciones de la industria en el periodo enero-julio de 2017 fueron de -0,6% (producción industrial), -0,2% (ventas totales) y -1,1% (ventas hacia el mercado interno).

A nivel sectorial, así se comportaron las distintas categorías analizadas:

De otro lado, la encuesta mostró que el clima de los negocios muestra un panorama complejo, deteriorándose con respecto a los resultados de los años anteriores.

Es así como el 52,6% de los encuestados considera la situación de su empresa como buena. Este resultado es significativamente inferior al promedio de los últimos 5 años y a la cifra de julio de 2016 (69,2%).

Las mejores expectativas para el futuro inmediato, por su parte, son reportadas por el 36% de las empresas, nivel inferior que el reportado un año atrás (41%).

Respecto a los indicadores de inventarios y pedidos, se evidenció que en julio de 2017, el 72,4% de los industriales califica sus pedidos como altos o normales.  Esta cifra es muy inferior a la registrada en el mismo mes del año anterior (89,5%) y al nivel observado en el mes de julio en años anteriores.

Por su parte, los inventarios son calificados como altos por el 22,3% de la industria manufacturera, mostrando un menor desempeño al observado en julio de 2016, cuando el 19,4% calificó como alto el nivel de inventarios.

Lea también: Esto es lo que espera la industria de la nueva MinComercio

Julio, un mes de contrastes

En julio de 2017, según la encuesta, los principales obstáculos que enfrentaron los empresarios en el desarrollo normal de su actividad fueron la falta de demanda, seguido por el costo y suministro de materias primas, la tasa de cambio, la alta competencia y la incertidumbre tributaria.

En el marco de este análisis, se les preguntó a los empresarios sobre el comportamiento de sus ventas en lo corrido del mes de agosto.

El 45,4% de las empresas afirma que sus ventas aumentaron, el 38,2% evidencia una disminución, mientras que el 16,5% restante, afirma no haber presentado variación.

“La desaceleración de la demanda y el débil consumo han sido características que han incidido negativamente en el desempeño de la manufactura durante todo el año”, añade la EOIC.

Puede interesarle: MinHacienda confía en la mejora de la economía pero está preocupado con la industria

La ANDI también quiso  evaluar si las empresas se estaban enfrentando a una menor demanda en el mes de agosto. De acuerdo a los resultados, el 62% de las empresas sí se han visto afectadas, mientras que el 38% restante no presenta este problema.

“Para los empresarios, las principales causas que explican esta menor demanda son: la desaceleración económica actual, seguida por el menor consumo de los hogares, el impacto de la reforma tributaria, la competencia y guerra de precios, el contrabando y el ambiente de incertidumbre”.

Un mejor futuro

Con el objetivo de generar una mejor dinámica en la industria e impulsar los indicadores, el presidente de la ANDI, Bruce Mac Master, realizó cuatro propuestas puntuales:

  1. Reducción de la altísima tasa de interés de referencia del Banco de la República, que tanto efecto tuvo sobre la reducción de la demanda.
  2. Cambio en el cálculo de la tasa de usura.
  3. Creación de un incentivo de devolución de impuesto a las actividades que exporten productos y servicios, denominados internacionalmente como “DrawBacks”.
  4. Creación de programas de incentivos a la producción y nacional y creación de empleo similares a los utilizados en otros países como México.

Contenido relacionado: En julio las importaciones escalaron un 11,8%

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.