| 10/13/2015 8:50:00 AM

¿Quién es Angus Deaton, el nuevo Nobel de Economía?

En palabras de la academia y la comunidad internacional, el Premio Nobel de Economía 2015 ha cambiado la forma en la que el mundo estudia y combate la pobreza.

“La vida es mejor ahora que en cualquier otro momento de la historia”. Así comenzó su presentación el nuevo Premio Nobel de Economía 2015 Angus Deaton, en la entrega del premio en Estocolmo, Suecia.

El actual profesor de la Universidad de Princeton, recibió ayer lunes, el prestigioso premio gracias a su análisis sobre “consumo, pobreza y bienestar”. Como afirma Branco Milanovic, experto mundial en la desigualdad “su trabajo sobre las encuestas de los hogares es todavía la Biblia”.

Lo interesante de su trabajo, resumido en su reciente libro “The Great Escape” (El Gran Escape) fue idear nuevas e importantes formas de medir el consumo de los hogares, la pobreza generando un nuevo debate sobre la actual política económica.

Como afirma la academia, las contribuciones de Deaton proporcionaron información crucial para los responsables políticos que abordan el bienestar económico y la reducción de la pobreza.

Entre las cuestiones claves de la investigación del nuevo Nobel destacadas por el comité del premio se destacan una nueva forma de medir la distribución de los gastos de los hogares, el comportamiento del ahorro en los individuos y nuevas formas de medir la pobreza.

Angus Deaton, nació en Escocia el 19 de octubre de 1945 y tiene doble nacionalidad del Reino Unido y de Estados Unidos. Es doctor en economía de la Universidad de Cambridge.

Entre sus trabajos más reconocidos se encuentra su contribución a la construcción junto a John Muellbauer de un índice que permita comparar a dos países con mucha más precisión llamado el Sistema Casi Ideal de Demandas (AIDS).

Trabaja junto al Banco Mundial desde los años 90 en las definiciones de pobreza extrema. Como él afirma “el desarrollo no es un problema técnico o económico, sino político, y la industria de la ayuda hace que la política sea peor”.

Se solía pensar que los hogares ricos y los pobres se comportan igual. El trabajo de Angus Deaton ofreció los datos y las técnicas para saber que no es así.

Deaton crítica a los regímenes dictatoriales que usan en su provecho las buenas intenciones de los países ricos y las ONG. Es admirado (y debatido) al criticar a los que utilizan las matemáticas y la economía como fin y no medio porque afirma que la pobreza ni es deseable ni es inevitable.

“los que hemos tenido la suerte de nacer en los países adecuados tenemos la obligación moral de reducir la pobreza y la mala salud en el mundo”
, resalta el Premio Nobel de Economía 2015.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?