| 8/4/2010 2:30:00 PM

Premio Juan Luis Londoño para Ana María Ibáñez

El galardón más prestigioso para economistas sociales le será entregado a la directora del Cede, Ana María Ibáñez. Su trabajo analiza los costos económicos que el conflicto les ha producido a los desplazadados. Mención especial para Diego Molano.

El jurado del premio Medalla Juan Luis Londoño en la tercera edición otorgó el galardón a la economista Ana María Ibáñez por su trabajo para entender y analizar los costos económicos que el conflicto interno colombiano ha producido en la población desplazada. "La contribución de Ana María Ibáñez ha avanzado en el conocimiento de las costosas estrategias, que muchas veces conducen a trampas de pobreza, usadas por la población civil para enfrentar la situación de desplazamiento", dijo el jurado del premio en el comunicado en que anuncia su decisión.

 

La directora del Cede de la Universidad de los Andes, Ana María Ibáñez, también  ha indagado sobre los efectos en el mercado laboral del flujo de población desplazada a la ciudad, que ha tenido impacto negativo sobre los salarios y ha aumentado la informalidad. "Sus contribuciones han ampliado nuestra comprensión de las acciones y políticas que pueden mitigar los efectos económicos del conflicto en la población civil. Estas tres líneas de investigación han influido en los estudios de una nueva generación de economistas. Ana María Ibáñez ha utilizado con rigor la teoría microeconómica en un tema de vital importancia para el país", añadió el jurado.

 

Adicionalmente, dicen lo jueces, su trabajo contribuye de manera significativa a generar datos de alta calidad en el tema, lo cual hace de su trabajo el punto de referencia forzoso en el debate de los efectos del conflicto interno. "Sus investigaciones han tenido y van a seguir teniendo, una importante repercusión sobre las políticas públicas del conflicto interno y sobre el marco legal que afecta la población desplazada. El legado dejado por Juan Luis Londoño de profundo compromiso con los problemas sociales del país y de gran capacidad técnica en el análisis se mantiene con el trabajo de Ana María Ibáñez".

 

El otorgó una mención especial a Diego Andrés Molano Aponte, director de Acción Social. "En particular, el jurado quiere destacar sus logros en el diseño y gestión, institucional y técnica, de programas sociales de amplio alcance. En primer lugar, la Red para la Superación de la Extrema Pobreza – JUNTOS, que se encamina a la universalidad en la promoción social de toda familia colombiana que viva en condiciones de pobreza extrema, mediante apoyos institucionales y sociales brindados por una red de entidades sectoriales y de los gobiernos nacional y territoriales; en segundo lugar, el programa de transferencias condicionadas “Familias en Acción”, con una cobertura de casi tres millones de familias. Estos programas constituyen una innovación en materia de contenidos y derechos sociales, así como en gestión y coordinación institucional, y en la maduración de instrumentos diseñados para la política pública".

El premo
El premio es otorgado por la Fundación Juan Luis Londoño de la Cuesta, entidad sin ánimo de lucro constituida en febrero de 2006 para honrar la memoria de Juan Luis Londoño de la Cuesta. El patrimonio de la fundación, que tiene su sede en las oficinas de Fedesarrollo, se ha conformado con donaciones de personas y entidades. El aporte en dinero al ganador proviene de los rendimientos de este patrimonio y de otras donaciones y recursos. Para obtener información más detalla se sugiere dirigirse a www.fundacionjuanluislondono.org

Ganadores en versiones previas
2006 Alejandro Gaviria
2008 Felipe Barrera

El jurado

Felipe Barrera, Carmen Elisa Floréz, Alejandro Gaviria, Guillermo Perry, Juan Carlos Ramírez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?