| 3/26/2015 5:20:00 PM

Precio de vivienda nueva aumentó 9,47% en 2014

El Índice de Precios de Vivienda Nueva- IPVN, cuyo resultado es obtenido a partir del Censo de Edificaciones, mostró una variación anual durante el cuarto trimestre de 2014 de 9,47 % respecto al mismo periodo del año anterior.

A nivel anual se registró un alza en los precios por metro cuadrado con destino apartamentos de 8,63 % y casas de 16,85 %. Por su parte, las áreas que presentaron los principales crecimientos en el precio del metro cuadrado de la vivienda nueva fueron: Barranquilla con 15,25 % y Cali con 11,10%.

Según informó el Dane, durante el cuarto trimestre de 2014, se presentó una variación de 1,88%, superior en 0,22 puntos porcentuales al registrado en el mismo trimestre del año anterior, cuando mostró un crecimiento de 1,66%.

Por metro cuadrado de la vivienda en proceso de construcción, los precios incrementaron 1,91% para los destinos apartamentos y 1,20 % para casas. Finalmente, en las áreas urbanas y metropolitanas de estudio, se destaca el crecimiento en el precio por metro cuadrado de Pereira en 3,74% y Barranquilla en 2,95%, mientras que el área de Cali presentó la única variación negativa con -0,30%.

Licencias de construcción en Bogotá


Por otra parte, en Bogotá aumentaron los promedios históricos anuales (últimos 8 años) de área licencia para construcción pasando de 5,4 millones a más de 6 millones de metros cuadros, según datos de la Secretaría Distrital de Planeación.

“En el 2014 en total se licenciaron en Bogotá 6’225.119 metros cuadrados, que aún no han iniciado obra. Por ello, no es extraño observar una pérdida de dinamismo de las licencias incluso para el 2015, pues tenemos un remanente equivalente al área licenciada en un año y medio”, comentó Liliana Ospina, Subsecretaria de Planeación Territorial de la SDP.

En los últimos ocho años, en promedio se han aprobado 5,4 millones de metros cuadrados. Esto muestra que en el 2014 el área total licenciada superó en 16% el promedio histórico.

En relación con las solicitudes de licencias, éstas se han mantenido estables. Mensualmente en promedio se radican 800 solicitudes de construcción, en el 2014 el promedio mensual fue 853. En el año las radicaciones alcanzaron 10.231, es decir 18.5% más, frente a las solicitudes realizadas en el 2013.

“Es claro que las decisiones administrativas y las normas que viabilizan esas licencias, lo que muestran es que existen en este momento condiciones normativas favorables para licenciar. Otra cosa es el comportamiento del mercado”, enfatizó la subsecretaria.

Frente al comportamiento de las ventas y las iniciaciones de obra, tal como lo muestra la información del DANE, existe una disminución en las condiciones del mercado para la vivienda, pero en particular para aquella de alto precio.

“Estamos hablando de vivienda estrato 4, 5 y 6. Esto se da porque el mercado de altos ingresos ya está saturado, es decir, los hogares que en Bogotá tienen la capacidad para acceder a una vivienda de ese rango, en general ya tienen inmueble. Por lo tanto el mercado se empieza a reacomodar y los proyectos inmobiliarios, que se están licenciando están dirigidos en mayor proporción a vivienda de bajo precio o para clase media”, explicó la vocera.

En los últimos cinco años, anualmente en promedio, en estrato cuatro se han generado 6.000 nuevos hogares, y las ventas promedio anual de este estrato han superado las 7.000 unidades; en estrato cinco se han generado 1.800 nuevos hogares y las ventas superan las 2.000 unidades; y en estrato seis se han generado 1.400 hogares y las ventas superan las 1.700 unidades. Esto significa que las ventas de vivienda nueva en estos segmentos han superado en más de 20% las necesidades de estos hogares.

El único segmento donde se incrementaron las ventas de vivienda nueva en la ciudad en 2014, fue en el estrato 2, que creció un 36%.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?