| 6/29/2016 3:27:00 PM

El dólar sigue bajando pese al Brexit, cerró a $2.915

La aversión al riesgo, motivada por la decisión del Reino Unido (RU) de abandonar la Unión Europea (UE), que prevaleció en el ánimo de los inversionistas el viernes y el lunes pasados, continúo cediendo en los mercados internacionales en la jornada de hoy.

Aunque la incertidumbre sobre los mecanismos, las condiciones y el cronograma de la salida, así como sobre sus consecuencias para la estabilidad geopolítica, macroeconómica y financiera de ambas partes, no se ha disipado, los participantes en los mercados confían en que la voluntad manifestada por los bancos centrales de proveer la liquidez necesaria para facilitar un ajuste ordenado en el precio de los activos, incluido el ofrecimiento de la Reserva Federal de los Estados Unidos de reactivar la línea de swaps para entregar liquidez en dólares a sus mayores pares extranjeros, será suficiente para evitar una crisis financiera en el corto plazo.

Por eso su apetito por activos menos seguros que la deuda pública de bajo riesgo soberano y el oro, como las acciones, la deuda pública de las economías emergentes y las materias primas, se ha recuperado de un modo paulatino.

El repunte de las acciones ha sido liderado por las de las instituciones financieras y las compañías del sector de minas y energía, que se desvalorizaron mucho durante los episodios previos de aversión al riesgo. También fue reforzado por las compras de los inversionistas cazadores de gangas, que consideran que esos activos ofrecen una buena oportunidad de ganancias, por lo bajo que cayeron sus precios en las jornadas anteriores.

Como consecuencia de este cambio de preferencias en los activos, el dólar y el yen se debilitaron frente a la mayoría de las monedas en la jornada de hoy, mientras que la libra esterlina y el euro se fortalecieron. El precio del petróleo también se incrementó.

De acuerdo con estas tendencias globales, el precio del dólar hoy se negoció en el mercado interbancario colombiano en promedio a $2.915,31, lo cual implicó una apreciación de 3% diaria de la moneda nacional.

Los inversionistas hicieron caso omiso de la declaración conjunta de los países miembros de la UE, que estableció que el acceso a su mercado común requiere la garantía de libre movilidad del capital, el trabajo, los bienes y los servicios entre esa comunidad de naciones y el país beneficiario, con la intención de advertir al RU y a otros eventuales dimitentes la dificultad de las negociaciones que les esperan.

También ignoraron el pronunciamiento del presidente francés, Francois Hollande, sobre su intención de exigir que las cámaras de compensación de las operaciones financieras en euros se trasladen de Londres a otra ciudad continental.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?