| 3/13/2017 2:52:00 PM

El dólar permaneció estable a la espera de la decisión de la Fed

El escaso movimiento de los mercados financieros internacionales se reflejó en la estabilidad del peso, donde el dólar se negoció en promedio a $2.988,39 en el mercado interbancario colombiano.

Un sentimiento de precaución prevaleció en la jornada de hoy en los mercados financieros internacionales, motivado por las expectativas sobre la decisión de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) de los Estados Unidos y las elecciones generales en los Países Bajos, ambas el próximo miércoles.

Le puede interesar: Minería y petróleo motivan desaceleración de la inversión extranjera

Los operadores de los mercados prevén con certeza un incremento de 25 puntos básicos en la meta para la tasa de interés sobre los fondos de la Fed, pero esperan alguna señal en el comunicado a los pronósticos de los funcionarios de ese banco central, que les permitan entrever la velocidad del cronograma de aumentos adicionales este año y el entrante.

Por tal motivo, los índices de las principales bolsas del mundo permanecieron estables en los elevados niveles que han alcanzado este año, sostenidos por las alentadoras perspectivas de un repunte moderado en la actividad económica global.

De manera similar, el dólar tampoco sufrió modificaciones apreciables en sus tasas de cambio con la mayoría de las monedas.

El precio del petróleo se estabilizó luego de la fuerte caída de 9% en la semana pasada.

El escaso movimiento de los mercados financieros internacionales se reflejó en la estabilidad del peso, que tuvo una ínfima depreciación diaria. De tal modo, el dólar se negoció en promedio $2.988,39 en el mercado interbancario colombiano, lo cual significó una devaluación diaria de 0,3% ($7,8) de la moneda nacional.

Lea también: El peso no reaccionó al temor de mayores tasas de interés en EE.UU

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 522

PORTADA

Las 5000 empresas más grandes de Colombia

Pese a las condiciones económicas adversas del año pasado, las grandes compañías colombianas lograron mantener buenos ritmos de crecimiento. Construcción y agro, los propulsores.