| 2/24/2017 12:01:00 AM

Por precios, infraestructura y aranceles, vehículos eléctricos no ‘arrancan’ en Colombia

El segmento de los vehículos eléctricos en el país no ha logrado posicionarse como quisiera, dado que temas arancelarios, de precios y de infraestructura, no han permitido su expansión. Así se encuentra el sector actualmente.

En una entrevista concedida a Dinero, el Presidente de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores (Andemos), Oliverio Enrique García, expresó su preocupación por la implementación de nuevas tecnologías y políticas públicas orientadas a promover el uso de los vehículos eléctricos e híbridos.

Actualmente, en Colombia se encuentran registrados 400 vehículos eléctricos y 370 híbridos en un parque de 5 millones de vehículos. Estas cifras muestran una pobre penetración, teniendo en cuenta que representan únicamente el 0,0015% del total de vehículos en Colombia.

Recomendado: Colombia: Uno de los peores países para conducir

Además, según cálculos de Andemos, el parque automotor colombiano registra una edad de 16 años con tendencia a aumentar y demandará cada vez más consumo de energía.

“El incremento en la edad de la población vehicular en Colombia se explica por la actual estructura tributaria que incentiva la tenencia de vehículos viejos y los actuales programas de ingreso por reposición que congelan el parque automotor. Están envejeciendo la flota vehicular aumentando los niveles de consumo de energía de los equipos que también elevan las emisiones contaminantes”, señaló.

¿Cuáles han sido los principales obstáculos para los vehículos eléctricos en Colombia?

Durante los últimos 3 años (2014-2016) se tuvo un beneficio arancelario que permitió la entrada de estos vehículos que hoy existen en el país (con el Decreto 2909). Este beneficio contemplaba 0% de arancel, 5% de IVA y un cupo de ingreso de 750 vehículos.

“Si bien es cierto que esa política nos permitió ingresar algunos vehículos, fue insuficiente”, aseguró García. Lo anterior, por factores de limitación como los cupos, el plazo del decreto de solo 3 años, la infraestructura y la tecnología requerida para la adecuación de estos vehículos en Colombia.

La mayoría de los vehículos que entraron al país fueron de servicio particular, dado los altos costos que tienen en el segmento del servicio público.

Dicho beneficio arancelario expiró en diciembre de 2016 y actualmente está pendiente la autorización del Confis para renovar el beneficio. Es decir, en el momento se encuentra el beneficio del 5% del IVA, pero con un arancel del 35%.

Con esto, se identifica que el valor del impuesto para estos vehículos se distribuye así:

  • Vehículos eléctricos: 42% de impuesto de importación (entre arancel e IVA).
  • Híbridos: Con precios por debajo de los U$30.000 (53% de impuestos entre arancel e IVA); con precios por encima de US$30.000 (63% de impuestos entre arancel e IVA).

Las cifras presentadas en el mes de enero registraron un decrecimiento de los registros de vehículos eléctricos e híbridos en Colombia. En enero de 2017 se registraron 14 vehículos de ambos tipos, mientras que en enero del año anterior esta cifra fue de 26, lo cual representa una caída de casi el 50%.

Lea también: Con una revolución en el transporte, China pretende mitigar su huella ambiental

De acuerdo con García, la única manera de convertir en realidad la introducción de las tecnologías limpias a largo plazo, es con el desarrollo de este tipo de políticas como la aplicación del beneficio del arancel.

Precios muy altos y escasa infraestructura

Ante este panorama se observa que el precio de este tipo de vehículos es muy alto y de difícil acceso para la mayoría de la población. El presidente de la entidad afirma que, en promedio, estos vehículos superan actualmente los $100 millones.

Además, en el momento no se cuenta con una infraestructura adecuada para la utilización de estos vehículos, como son los sitios de recarga. Hay que hacer toda una instalación de carga, en zonas residenciales, parqueaderos y centros comerciales. Sin embargo, hasta no contar con una política pública establecida no se podrá desarrollar toda la infraestructura necesaria, indica García.

Cabe resaltar que no solo hace falta una adecuación de la infraestructura, sino también en factores como el desarrollo de temas de capacitación y educación en mantenimiento de estos vehículos. Por estos motivos, García indica que queda mucho por hacer y que este proceso va a demorar mucho tiempo en ser absorbido por la ciudadanía.

¿Se cumplirán los pronósticos?

El Proure (Programa de Uso Racional y Eficiente de Energía y Fuentes No Convencionales),  estima que 20.000 vehículos eléctricos ingresarán al parque automotor en los próximos 5 años, (bajo el supuesto de que estos vehículos quedaran excluidos del arancel de importación del 35%).

De no aclarar el tema arancelario, el presidente indicó que las metas establecidas no se podrán cumplir.

Le puede interesar: Ya opera la primera estación de recarga eléctrica para carros

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.