| 12/14/2015 12:05:00 AM

Las últimas cifras y decisiones en el mundo presionan hacia una mayor debilidad del peso

Algunas noticias recientes han alimentado las tendencias de debilidad en precios de materias primas, en las monedas de países exportadores de recursos naturales y en las desvalorizaciones de las acciones, aumentando la percepción de riesgo global.

La semana anterior comenzó con la tasa de cambio alcanzando su máximo registro histórico en Colombia y cerró de igual forma, superando el viernes el registro del lunes. Similarmente, el precio del petróleo bajó a su menor cotización en más de 6 años. Aunque ambas circunstancias se explican por tendencias de precios que se han ido asentando a lo largo del año, ¿qué noticias hubo en la semana que explicarán los nuevos niveles observados?

Si los mercados e inversionistas operando para América Latina habían empezado mal la semana, durante la misma comprendieron que de facto los límites a la producción de la OPEP habían desparecido. Luego se publicaron cifras de inversión productiva tremendamente negativas en Brasil, una mayor contracción del crecimiento en el tercer trimestre, el comienzo de un proceso político para una eventual destitución de la presidenta Dilma Rousseff y un nuevo deterioro fiscal fuerte por la caída en los ingresos del gobierno. Al final de la semana la inflación reportada en Brasil quedó en casi 10,5% y JPMorgan aumentó la magnitud de la recesión esperada al poner en -3,8% el crecimiento de 2015 y -3,7% en 2016.

Resultado, Brasil llevaría la región a decrecer ambos años 0,5%. Al final de la semana Moody´s dejó en revisión la calificación de Brasil y puso más cerca la probabilidad de que el país pierda formalmente su estatus de grado de inversión.

Otras cifras como la caída en las exportaciones en Asia para el mes de noviembre, especialmente de Taiwán con -16,9% y de China con 6,8% no ayudaron a un mejor panorama mundial. La continua caída en exportaciones no solo se suma a las cifras de débil comercio mundial sino que vuelve a poner de relieve tanto los problemas de la industria en Asia como en los precios de materias primas, que muchas veces sirven de insumo industrial.

Por ahora aquellas noticias como los mejores volúmenes de importaciones de China en cobre, carbón, petróleo y mineral de hierro no influyen sobre el panorama global de bajos precios. Si algo la persistente baja inflación, reportada en apenas 1,5% para noviembre, da pie para que se esperen nuevas medidas de estímulo monetario en China.

Unido al régimen de mayor flexibilidad de la moneda podría dar pie a una devaluación del yuan terminando el 2015 y comenzado el 2016 lo que es interpretado como adverso para los exportadores de materias primas. La perspectiva de devaluación del yuan ante el dólar aumentó este fin de semana al implementarse por las autoridades un índice para medir el valor frente a un conjunto de monedas más diverso.

Adicionalmente, las cifras sobre una desaceleración en las ventas al por menor en México, en un contexto de baja inflación, el nuevo aumento de las tasas de interés en Perú, las últimas cifras de fuerte creación de empleo en Estados Unidos y las declaraciones de la presidenta de la Reserva Federal indicando la eminente subida de tasas de interés por primera vez en casi 9 años se sumaron a un entorno menos favorable y más incierto en el cierre del 2015.

En este contexto, noticias favorables como más estabilidad en la actividad de China que arrojaron las ventas al por menor, la producción industrial y la inversión en activos fijos o la revisión a un mejor dato de crecimiento en Japón, e incluso el giro hacia tendencias políticas pro-mercados en Argentina y Venezuela, terminan teniendo bajo impacto y por sí mismas no tienen como modificar la percepción de cautela de los inversionistas globales sobre la región. Similarmente, el mejor crecimiento de Colombia en el tercer trimestre tampoco genera en el mercado local una mejor probabilidad para evitar el debilitamiento del peso colombiano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?