| 10/25/2011 7:00:00 AM

Popayán tiene la mejor institución de microfinanzas

La Fundación Mundo Mujer nació hace 26 años después de los estragas causados por el terremoto en esta ciudad y ha sido premiada cuatro veces por el Banco Interamericano de Desarrollo como una de las mejores en su segmento.

La Fundación Mundo Mujer está afiliada a la red mundial de bancos con sede en Nueva York. En este momento tienen 108 oficinas, de las cuales 46 son agencias y el resto son puntos de atención. Tienen 408.500 clientes y una tasa de morosidad a penas del 1%. Recientemente fue distinguida en los Premios Interamericanos al Desarrollo de la Microempresa que anualmente entrega el Fondo Multilateral de Inversiones del BID (FOMIN), parte del grupo BID como la mejor institución microfinanciera rural.

Leonor Melo, que a pesar de ser odontóloga de profesión, está a cargo de esta instrucción con gran trayectoria, que al ver los estragos del terremoto, y tras la cantidad de ayudas económicas y de insumos identificó la necesidad de administrar bien los recursos y brindar un respaldo a los habitantes que debían empezar de cero. “Con ese hecho me di cuenta que era necesario creer en la mujer trabajadora y de escasos recursos y confiar créditos con garantía moral. Yo me entusiasme con esto y fui estudiando finanzas y contabilidad, tengo una especialización de alta gerencia y un Máster en microfinanzas”, dijo.

Tienen servicios a micro-créditos de inversión comercio o servicios, especialmente para industrias pequeñas en la ciudad y hoy los clientes rurales representan el 20% de su cartera total de préstamos. En dos años esperan pasar de 108 oficinas a 115.

"Servir a tantos clientes rurales con créditos que apuntalan sus sustentos hizo que FMM Popayán fuera distinguida como la mejor institución microfinanciera rural en el marco de los Premios Interamericanos al Desarrollo de la Microempresa que anualmente entrega el Fondo Multilateral de Inversiones del BID (FOMIN), parte del grupo BID. Esta es la tercera vez que FMM Popayán recibe uno de estos galardones, lo que la convierte en una de las microfinancieras más destacadas de toda la región. En 2008, la IMF colombiana había obtenido el Premio a la Excelencia en Microfinanzas para instituciones no reguladas, su segunda distinción después de ser reconocida por primera vez en 2000", dijo a Dinero.com, Martha Lucía Muñoz Ramirez, especialista FOMIN/BID.

En los últimos diez años, de los 26 años de servicios, se han dedicado a trabajar en créditos rurales y en los últimos tres años los créditos agrícolas. El promedio de los créditos es de $1,4 millones. En la actualidad el banco tiene una cartera de $680.000 millones, de los cuales $100.000 son de créditos rurales. El tope máximo de crédito que entregan es de $30 millones.

“Por ser créditos pequeños, se les facilita ajustándose al flujo de caja del cliente, además de su voluntad y capacidad de pago. El 60% de los clientes son mujeres, lo que para nosotros es muy importante porque son un motor importante en el desarrollo de la economía global”, aseguró Melo.

A pesar de ser una entidad de microfinanzas tienen servicios que están a la altura de los bancos más grandes del país. Las aprobaciones de los créditos los realizan en línea en sus oficinas, asesoran personalmente a sus clientes para ayudarles a planear sus cuotas no solo de créditos sino también de ahorros.

Cauca es una de las poblaciones con mayores problemas de seguridad, pero este no es el único inconveniente que han tenido que superar. Hace dos años vivieron una crisis, tras el auge de las “pirámides”, que se llevaron muchos de sus ahorradores con la ilusión de entregar rendimientos del 200%, esto llevó a la entidad a duplicar su tasa de morosidad.

Esta situación los llevó a organizar estratégicas y capacitaciones de educación financiera para los pobladores, con el fin de aumentar los márgenes de inclusión financiera. Con este reconocimiento del BID, les entregan becas por US$25.000 de cursos de asistencia técnica.

Hacen parte del proyecto piloto del Banco Mundial, que adelanta la “campaña inteligente”, en la que se examina a fondo los canales de servicios para los clientes, con el fin de extender las buenas prácticas a otras instituciones.

Por ahora operan como una ONG, pero esperan convertirse en un banco, de primer nivel, para ofrecer servicios de cuentas de ahorros, giros y leasing.

Leonor Melo dice que con su trabajo quieren ayudar a que las personas de las zonas rurales tenga alternativas para financiar sus proyectos y de esta forma generar desarrollo económico, que se verá reflejado en llegar a ser la primera institución bancaria del departamento.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?