| 10/7/2010 9:00:00 AM

Pobreza y desempleo aumentaron menos en 2009

La pobreza y el desempleo en América Latina aumentaron en el 2009 a una tasa menor a los estimados de hace un año debido a que las economías mostraron una gran capacidad de recuperación tras la crisis financiera global, anunció el Banco Mundial.

El total de personas en pobreza moderada, o que subsisten con un ingreso equivalente a cuatro dólares diarios, aumentó en apenas 2,1 millones en el 2009 para alcanzar los 168,3 millones pese a que el BM había proyectado un incremento de hasta 10 millones de nuevos pobres, dijo Augusto de la Torre, economista jefe de esa institución para América Latina y el Caribe.

"Rompimos con el patrón histórico de la pobreza, porque fue menor a recesiones anteriores", dijo de la Torre en conferencia de prensa. "Si la reducción de la pobreza sigue a un ritmo parecido al del periodo 2002-07, podemos decir que este año siete millones de latinoamericanos saldrán de pobreza moderada".

Igualmente, los desempleados aumentaron el año pasado solamente en dos millones pese a que el pronóstico se ubicaba en 3,5 millones. De la Torre explicó que el desempleo "no revirtió la tendencia hacia la formalización del mercado laboral", a diferencia de crisis anteriores y "sin caída en el salario real promedio".

El economista atribuye los indicadores a un mejoramiento sustancial de las políticas macrofinancieras de los gobiernos en la región, lo que calificó como una "revolución silenciosa" porque sus "bancos centrales no tienen favores que pedir a bancos centrales del primer mundo".

Pero advirtió que la intención del BM al anunciar estas tendencias no es "disminuir la severidad de los problemas que tenemos, porque hay enorme desigualdad y pobreza. Los desafíos son enormes. Hemos hecho progresos en áreas de estabilidad, pero nos falta en equidad y en la capacidad de generar crecimiento sustentable".

Debido al gran flujo de capitales que recibe actualmente la región, de la Torre recomendó a los países adoptar en estos tiempos de bonanza medidas para los malos tiempos, como políticas prudenciales dirigidas a reducir la duración de ciclos económicos y la coordinación internacional de políticas monetarias, especialmente importante ante las presiones de apreciación a las que están expuestas numerosas divisas latinoamericanas.

El BM difundió su reporte "La nueva cara de Latinoamérica y el Caribe: Globalizada, resistente y dinámica" para la reunión otoñal de su organización hermana, el Fondo Monetario Internacional, que pronosticó un crecimiento regional del 5,7% para 2010.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?