| 5/21/2011 3:25:00 PM

Piñera exhibe sus logros económicos y defiende polémica represa de HidroAysén

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, exhibió sus logros en economía y reconstrucción y anunció que no renunciará a proyectos térmicos ni hidroeléctricos como el criticado HidroAysén.

En la tradicional rendición de cuentas que el presidente entrega cada 21 de mayo en el Parlamento, con sede en Valparaíso, Piñera fue blanco de gritos y abucheos procedentes de las gradas, donde dieciséis personas fueron detenidas.

Asimismo, parlamentarios de la oposición desplegaron una pancarta contra HidroAysén, el proyecto para construir cinco represas en la Patagonia.

"No podemos renunciar a los proyectos hidroeléctricos y termoeléctricos", dijo Piñera, un día después de que 40.000 personas se volvieran a manifestar en Santiago contra HidroAysén.

"No podemos decir que necesitamos energía, consumirla abundantemente y, al mismo tiempo, oponernos a todas las fuentes que la generan", defendió en un discurso que duró una hora y 53 minutos.

También en el exterior del Congreso se registraron violentos disturbios entre algunos de los 10.000 manifestantes que acudieron a la marcha, por lo que Carabineros tuvo que emplear carros lanzaguas y gases lacrimógenos.

Piñera llamó a la unidad de los chilenos e hizo gestos a la oposición, al agradecer la aprobación de proyectos de ley en el Senado, donde la Concertación tiene mayoría, y alabar la gestión macroeconómica de los Gobiernos que dirigieron el país entre 1990 y 2010.

Asimismo, el presidente ensalzó el crecimiento de la economía del 7,2 % logrado en los primeros doce meses de su Gobierno, que, según dijo, es el más alto de los últimos quince años, y recordó que durante su mandato se han creado 487.000 nuevos empleos.

También aseguró que el Gobierno prevé invertir 50.000 millones de dólares en proyectos mineros, de los cuales 20.000 se invertirán en los próximos cinco años a través de la estatal Codelco.

En la segunda cuenta pública de su mandato, Piñera también hizo repaso de los acontecimientos de 2010, marcado por el terremoto del 27 de febrero, el rescate de los 33 mineros de Atacama, el Bicentenario de la Independencia y el incendio que causó 81 muertos en una cárcel de Santiago.

Sobre la reconstrucción tras el terremoto, el mandatario aseguró que ya se han recuperado el 85 % de los hospitales y se han entregado 146.000 subsidios para la construcción de viviendas, y a fin de año se alcanzará el total de 220.000 ayudas previstas.

Por otro lado, Piñera habló de justicia y seguridad ciudadana y resaltó el descenso del 16 % en el número de delitos y recordó su propósito de aumentar en 10.000 el número de miembros de carabineros y de construir cuatro nuevas cárceles para reducir el hacinamiento.

Anunció, además, la creación de una Subsecretaría de Derechos Humanos dentro del futuro Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para coordinar en especial las políticas de reparación a las víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Por otra parte, manifestó su intención de mejorar tanto la educación preescolar, con la cobertura total para el 40 % de la población, correspondiente a familias pobres y de clase media, como la universitaria, con la creación de una Subsecretaría de Educación Superior.

En salud, detalló diversas medidas para fomentar una vida saludable y para reducir el precio de los medicamentos, y se comprometió a entregar este año nueve hospitales de "construcción acelerada" y de inaugurar o normalizar otros catorce recintos hospitalarios.

El mandatario chileno, también anunció la creación de los ministerios de Desarrollo Social y de Deportes.

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?