| 9/14/2010 6:00:00 PM

PIB de Latinoamérica crecerá cerca del 5%

En su informe de 2010, según la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo de la ONU, precisa que el repunte del PIB previsto para la región en este año probablemente "será más moderado en Centroamérica y el Caribe".

El PIB de América Latina subirá este año aproximadamente el 5%, y en algunos países de la región el crecimiento podría superar el 6, según la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad). En esta tendencia ha incidido, según el estudio, la reorientación "bastante radical" de las políticas macroeconómicas acontecida en la región después de la crisis financiera asiática de finales de los años noventa y la crisis de la deuda argentina de 2001 y 2002.

Entonces, los gobiernos de los países de Latinoamérica "emprendieron políticas monetarias más acomodaticias y una política de tipos de cambio orientada a mantener la competitividad internacional", señala. Y añade que "en varios países aumentaron los ingresos fiscales, lo que les proporcionó el margen de acción necesario, así como los recursos para gastar más en infraestructura y transferencias sociales".

Paralelamente, la Unctad recuerda que se adoptaron medidas específicas para el mercado laboral, "como aumentos sustanciales del salario mínimo, la reactivación de los órganos de negociación colectiva y el lanzamiento de programas de obras públicas".

Gracias a ello, y también a una situación internacional favorable, en particular "a los precios más altos de los productos primarios" y "el rápido aumento de las importaciones netas de Estados Unidos", el empleo mejoró en la región a partir de 2003. De este modo, y por primera vez en casi 30 años, se redujo el empleo en el sector informal, al mismo tiempo que retrocedió de forma significativa el desempleo y la pobreza hasta 2008, de acuerdo con el informe de esta agencia de las Naciones Unidas.

Rememora que entre 1980 y 2002, el PIB per cápita latinoamericano prácticamente se había estancado, paralelamente a que aumentaba el desempleo y bajaba la productividad media por falta de inversiones en capital fijo. En este periodo, se controló la inflación mediante tipos de interés altos, lo que desalentó la inversión, a lo que se añadió la sobrevaloración de las monedas, que obstruyó el crecimiento de las exportaciones.

La demanda interna, de acuerdo con la Unctad, se vio frenada por la contracción salarial acometida para recuperar competitividad internacional, lo que a su vez redujo la participación de los asalariados en la distribución de la renta.

 

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?